24-07-2020 / 12:31 h EFE

Human Rights Watch (HRW) denunció este viernes la detención en Maldivas durante el mes de julio de más de ochenta trabajadores migrantes bajo el pretexto de la "seguridad nacional", que protestaban por abusos sufridos durante la pandemia.

"Los altos funcionarios de Maldivas están invocando a la seguridad nacional para desviar la atención sobre su incapacidad para frenar los abusos contra los trabajadores migrantes", afirmó en un comunicado la directora asociada de esta organización no gubernamental para Asia, Patricia Gossman.

HRW denunció que más de ochenta trabajadores que protestaban fueron detenidos en julio por altos funcionarios de defensa del país que calificaron las manifestaciones como "disturbios" y tildaron a la población migrante de "un problema para la seguridad nacional".

Según lamentó la organización, las autoridades maldivas han "negado que las protestas provengan de violaciones de derechos humanos", e instaron a liberar a todos los detenidos por participar en "protestas pacíficas".

"En lugar de reprimir las protestas, las autoridades maldivas deberían abordar y remediar las violaciones de los derechos de los trabajadores migrantes que están empujando a las personas a las calles", urgió HRW.

Las protestas se remontan a mayo, cuando migrantes empleados en las industrias de la construcción y el turismo salieron a manifestarse por la retención de sus salarios, y el 2 de julio se produjeron los primeros arrestos de 19 manifestantes que protestaban por "haber sido obligados a trabajar sin sueldo durante seis meses".

Más tarde, la policía maldiva anunció que estaban investigando a su empleador por presunto tráfico de personas, robo de salarios y despido de empleados por protestar por el impago de sus sueldos.

A estos detenidos se añadieron otros 41 empleados del sector de la construcción, que fueron arrestados tras una confrontación en la que dañaron vehículos policiales por impago de salarios desde marzo -cuando el gobierno impuso un bloqueo para frenar la pandemia- ; además de la detención hace tres días de otros 22 trabajadores.

Pero la ministra de Defensa, Mariya Ahmed Didi, aseguró ante el Parlamento que estas reclamaciones de salarios son un "pretexto para que los trabajadores migrantes puedan organizar protestas y causar disturbios".

En la misma línea, el jefe de la Fuerza de Defensa, el general de división Abdulla Shamaal, dijo que los inmigrantes representan una amenaza para la seguridad nacional de Maldivas ya que están "involucrados activamente en el crimen" y, según expuso HRW, anunció "planes para una ofensiva" contra la población migrante.

Las autoridades estiman que hay alrededor de 82.000 trabajadores migrantes registrados y 63.000 indocumentados en las Maldivas -alrededor de un tercio de la población total-, la mayoría de ellos provenientes de Bangladesh.

Estos trabajadores migrantes se han visto duramente afectados por la pandemia, con malas condiciones de vida, trabajo y abusos, pues aunque los empleadores están legalmente obligados a proporcionar a todos los trabajadores migrantes un seguro de salud, la cobertura suele ser mínima y muchos no son informados de que tienen seguro.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2021
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD