25-07-2020 / 11:50 h EFE

Elena Malaguilla acaba de tomar posesin en el Ayuntamiento de Beriin de su cargo como concejala de Igualdad, con una experiencia de supervivencia a sus espaldas y aprendizajes que, asegura, le sirven ahora para aplicar polticas locales.

Se sienta en el Saln de Plenos para recibir a EFE y recuerda que "hace dos aos limpiaba esta sala y ahora de concejala", dice repasando su agenda "llena de garabatos y anotaciones de todo tipo". Tras unos cambios en el Ayuntamiento, con la alcalda ahora en manos de Adelante Beriin, tambin ha habido tres incorporaciones a las concejalas.

Hace diez aos y medio, Elena estaba escapando de su expareja despus de que ste intentara matarla "tras una hora y media de paliza" y doce aos de maltrato continuado. Se llev con ella a sus dos hijos y nada ms: "nos fuimos con lo puesto". Ah comenz una carrera que Elena cree que con "formacin, formacin y formacin" le hubiera costado menos finalizar.

Ahora pretende implementar las enseanzas de los aos pasados, las suyas propias y las experiencias compartidas a travs de un lustro de formacin y activismo feminista. "Me cost mucho volver a salir a la calle, tener mi independencia, y cuando lo hice me di cuenta de que ramos muchas y todas suframos lo mismo".

Un hecho que le hizo saber "que tena que seguir en la lucha da a da", porque "no poda seguir pasando eso".

Confiesa que acudir a una formacin sobre defensa personal para mujeres le provoc "un clic en la cabeza" y desde entonces todo cambi. A pesar de que hubo denuncia a su exmarido, no le detuvieron y sigui amenazndola de muerte, pero en esa formacin supo que "un bolgrafo poda ser una buena defensa".

Malaguilla cree que se necesita "cercana, una relacin del 't a t'" cuando se trabaja con estos casos desde instituciones. "Las mujeres llegan pequeitas, sin autoestima, con aos de maltrato detrs y no pueden encontrar una institucin que las haga ms pequeas o que corte sus aspiraciones".

Ella, por ejemplo, quera seguir especializndose en feminismo, en mujeres y en cmo poder ayudar a dar esos pasos que ella haba dado aos antes. Pero la persona tcnica que llevaba su caso le aconsej desistir "y hacer un curso de peluquera". Por suerte, dice, "y por cabezonera" sigui su instinto y desde hace unos aos es formadora en defensa personal para mujeres.

Ahora quiere llevar adelante esos aprendizajes y se muestra muy crtica con algunos mensajes que dicen "si quieres, puedes salir de esta situacin. No, sola no sales de nada". Afirma que "es necesario que haya una red de acompaamiento, un sostn social y tambin econmico" para estas mujeres vctimas de violencia de gnero.

Habla con conocimiento de causa, tras conocer casos similares al suyo, en el que solicit la renta garantizada "un poco a regaadientes" pero tras vivir en casa de su abuela "y que fuera ella quien compraba los paales de mis hijos con una pensin mnima". Le dijeron que "se la vea bien, porque haba conseguido salir de esa casa".

La realidad es que en ese momento tena un ojo medio cerrado por un golpe, no poda or por un odo y le silbaba el pulmn. Tardaron 7 meses en ingresarle la cuanta de la renta, "y lo hicieron en una cuenta compartida con mi exmarido", recuerda. Dice que estos casos, sobre todo, "necesitan de seguimiento constante, con soluciones reales y con la vctima de la mano" para evitar casos como ste.

Su andadura como activista le llev a hacer tambin acompaamientos a mujeres vctimas de violencia de gnero en Navarra, y "en muchos casos no saben los recursos que hay". Por ello quiere convertir su concejala "en la casa de aquellas mujeres y que sepan que aqu hay un sitio para ellas".

"Me emociono mucho cuando veo cmo una mujer que ha pasado por un proceso as se desmorona y se da cuenta de lo que ha vivido" porque, recuerda, "no es solo la violencia fsica, que todos y todas rechazamos, es mucho lo que hay detrs".

Tambin apuesta por que existan espacios "ms all de lo laboral y la familia" para las mujeres que salen de sus procesos de violencia de gnero. "A veces estas mujeres estn desconectadas salvo de su hogar, el trabajo y los nios y encima tienen que estar pendientes de si el otro viene a matarlas o no".

Por ello cree que hay que favorecer espacios de pautas tanto laborales como formativas en las que las mujeres "tengan algo que decir" y rechaza "el cierto paternalismo" que a veces puede haber en las atenciones a mujeres supervivientes.

No es la primera vez que tantean su incorporacin al Ayuntamiento de Beriin. Ya lo hicieron hace un ao, tras las elecciones municipales, pero la situacin laboral de Elena le impeda incorporarse al consistorio y compaginar su vida con la de sus hijos.

Ahora ha tenido una segunda oportunidad para convertir su experiencia y la de otras mujeres a las que ha acompaado durante los ltimos aos "en polticas y soluciones reales, que sirvan y que vayan de la mano de la vctima, que es lo que se necesita".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo ms tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD