27-07-2020 / 10:50 h EFE

id, 27 jul (EFECOM).- El grupo Osborne registró una facturación de 222 millones de euros al cierre del ejercicio de 2019, lo que supone una mejora del 1,8 %, mientras que su Ebitda volvió a caer por segundo año consecutivo y empeoró un 9 %, hasta los 33,2 millones de euros.

Osborne ha informado este lunes de sus resultados en la junta de accionistas anual, en la que se han aprobado las cuentas.

En esta cita también se ha abordado la estrategia de la empresa de cara a la crisis provocada por la covid-19 -especialmente dura para el segmento de bebidas alcohólicas por la caída en el canal de la hostelería-, y que pasa por "el impulso de las marcas estratégicas, el desarrollo del portafolio y la mejora en la eficiencia operativa".

Respecto a 2019, los gestores de la firma han resaltado "la buena evolución de las marcas estratégicas" del grupo, dueño de enseñas como Cinco Jotas (jamón ibérico), Montecillo (vino), Magno (brandy), Nordés (ginebra) o Anís del Mono.

Además, los responsables de Osborne han subrayado que también se ha reforzado la inversión en capex e I+D, y se han incorporado nuevas marcas de terceros para distribuir en España (como Disaronno o Tía María).

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2022
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD