27-07-2020 / 12:40 h EFE

Agentes Medioambientales de la Junta de Castilla y León interceptaron en un acotado de la Merindad de Sotoscueva (Burgos) a un cazador que había abatido un corzo macho, que llevaba en el vehículo sin colocar el precinto correspondiente, que había colocado alrededor de la cuerna sin cerrar ni marcar.

El cazador fue denunciado por el personal de Medio Ambiente y se procedió al decomiso del arma y del corzo abatido, según ha informado la Junta este lunes en un comunicado.

El mismo día del primer caso, agentes de la comarca de Sedano, en el acotado de La Nuez de Arriba, observaron como otro cazador abatía un ejemplar de corzo macho y procedía a cortar el trofeo y ocultarlo en unos roquedos cercanos, sin haberlo precintado.

Además, esta persona sólo disponía de un precinto de corzo hembra.

Los corzos decomisados en estas dos operaciones de los agentes han sido depositados en el Centro de Recuperación de Animales Silvestres (CRAS) de Burgos.

Posteriormente se han tramitado denuncias contra estos furtivos por infracciones graves de la Ley de Caza de Castilla y León.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2022
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD