27-07-2020 / 13:40 h EFE

El Ayuntamiento de Zaragoza ha comenzado a retirar los bloques de hormigón, los maceteros y la pintura del suelo que se colocaron en la calle Antonio Leyva, en el Barrio Oliver, tras su remodelación integral, después de que la Policía Local corroborara que no cumplían las normas de seguridad vial.

La consejera municipal de Infraestructuras, Patricia Cavero, ha recordado en declaraciones a los medios que esta fue una intervención "muy conflictiva", realizada en dos días justo al final del pasado mandato, por decisión de "un grupo de personas" y "sin consultar a los vecinos".

Ahora, el equipo de gobierno ha decidido retirar esos elementos tras recabar la opinión de los vecinos de la zona y después de que un informe de la Policía Local indicara que estas actuaciones no cumplían con las normas que marca la Dirección General de Tráfico en materia de señalización horizontal y vertical y que los bloques de hormigón eran "un peligro".

Sí que se van a mantener, no obstante, las chicanes -una serie de curvas pronunciadas cuyo fin es reducir la velocidad-, que sí estaban contempladas en la remodelación integral de la calle y, además, se incrementará el control de la Policía Local para evitar las carreras ilegales.

En cuanto a la posibilidad de habilitar nuevos aparcamientos en la calle Antonio Leyva, la consejera ha señalado que todavía no se va a tomar una decisión al respecto, a la espera de un informe de Movilidad y de poderse reunir con los vecinos.

En todo caso, ha asegurado que, si eso es lo que quieren los vecinos y Movilidad lo avala, "así se hará".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD