28-07-2020 / 10:10 h EFE

La Audiencia Provincial de Murcia ha condenado a un año de prisión y multa de 2.400 euros a una trabajadora social del ayuntamiento de Murcia que falsificó las actas de unas reuniones para defenderse ante la jurisdicción contencioso-administrativa en el expediente disciplinario que le había sido abierto.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, señala que R.H. ejercía sus funciones en el Centro de Servicios Sociales “Murcia Norte” y tenía encomendada desde 2007 las unidades de trabajo social de las pedanías de Guadalupe y Javalí Nuevo.

Su responsabilidad era la elaboración y custodia de expedientes, atender al público, redactar informes sociales, realizar visitas domiciliarias y entrevistarse con los usuarios.

En diciembre de 2011, la concejalía de Seguridad y Recursos Humanos le abrió un expediente disciplinario por supuestos retrasos y extravíos detectados en los expedientes de los que era responsable y que fueron descubiertos por el funcionario que la sustituyó al entrar en situación de baja laboral.

El expediente concluyó con la imposición de la sanción de pérdida de dos meses de remuneración y suspensión de funciones, decisión que fue recurrida ante los juzgados de lo Contencioso de Murcia, que calificaron la infracción de leve y la sustituyeron por un apercibimiento.

Acompañó a su recurso las actas de varias reuniones de coordinación de las unidades de trabajo social a las que había accedido y a las que “añadió hechos, datos y circunstancias que no concordaban con la realidad”.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2021
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 30        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD