28-07-2020 / 11:50 h EFE

Los vertidos que contaminan casi cada año en varias ocasiones las playas de Can Pere Antoni y Ciutat Jardí, en la bahía de Palma, se reducirán en un 90 por ciento una vez finalizadas las obras para la instalación de un nuevo colector interceptor, aseguró la Consellería de Medio Ambiente y Territorio este martes.

Las obras del nuevo colector interceptor de la ciudad en el tramo donde, a partir del miércoles, se abrirá un túnel por el que transcurrirá la nueva infraestructura, fueron supervisadas este martes por el coseller de Medio Ambiente y Territorio, Miquel Mir, y el alcalde de Palma, José Hila.

Estas obras, financiadas a través del canon de saneamiento, tienen un presupuesto global de 22.609.330 euros, de los que 10.771.690 euros corresponden al depósito de laminado y otros 11.837.640 euros el colector interceptor.

La tuneladora se ha introducido esta mañana en el pozo situado en la calle Caracas, esquina con la calle de Manuel Azaña. Desde este punto se iniciará a partir la perforación en dirección a la Avenida de Gabriel Alomar, esquina con la calle de Ricardo Ortega, donde se encuentra otro pozo.

La perforación de este tramo se realizará durante cuatro meses, tras los que se trasladará para iniciar la perforación de otro de los cinco tramos entre los que se ha dividido la obra, hasta finalizar en un plazo de 18 meses, la perforación de los tres kilómetros que separan la depuradora EDAR Palma II, en el Coll d’en Rebassa, del punto de inicio de esta infraestructura en las avenidas.

Según ha informado la Conselleria, Mir se ha mostrado satisfecho al comprobar el avance de unas obras que ha considerado "vitales para el futuro de la ciudad".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD