29-07-2020 / 20:10 h EFE

La crisis económica y el impacto de la pandemia del coronavirus están haciendo crecer las necesidades humanitarias en Siria, donde más de 9 millones de personas están en situación de inseguridad alimentaria y otros dos millones en riesgo de caer en ella, según advirtió la ONU este miércoles.

En un discurso ante el Consejo de Seguridad, el jefe humanitario de Naciones Unidas, Mark Lowcock, volvió a expresar su preocupación por el periodo de “extrema fragilidad” en el que se encuentra la economía siria tras casi una década de guerra.

El desplome de la divisa siria, la alta inflación y las medidas para combatir el coronavirus, entre otros factores, están teniendo un claro impacto en el país, donde se espera una contracción económica para el conjunto del año de más del 7 por ciento.

Según estimaciones, el desempleo ha subido hasta cerca del 50 por ciento, dijo Lowcock, y la entrada de remesas procedentes del extranjero, una vía de ingresos clave para muchas familias, ha caído con fuerza como resultado de la pandemia.

Con el precio de los alimentos un 240 % por encima del que tenían hace un año, muchas familias alrededor del país no pueden permitirse comprar productos básicos, apuntó.

Según la ONU, 9,3 millones de sirios están actualmente en situación de inseguridad alimentaria y más de dos millones en riesgo, con el 86 % de los hogares asegurando que están adquiriendo alimentos de menor calidad, menores cantidades o saltándose comidas.

En algunas partes del país, datos recientes apuntan a que la malnutrición crónica en menores de cinco años se sitúa en el 29 %, frente al 19 % de hace un año, señaló Lowcock.

Sobre las operaciones humanitarias de la ONU, el responsable dijo que se está logrando llegar a una media de 6,8 millones de personas al mes, con 4,6 millones recibiendo asistencia alimentaria.

Además, Lowcock dijo que se está trabajando para dar respuesta a los desafíos planteados por la decisión del Consejo de Seguridad de permitir usar únicamente un cruce fronterizo con Turquía para introducir ayuda al norte de Siria.

Esa decisión, adoptada este mes por el máximo órgano de decisión de Naciones Unidas, volvió a marcar este miércoles el debate entre los quince miembros, con nuevos cruces de acusaciones.

La resolución salió adelante al quinto intento y en medio de un fuerte choque entre varios miembros del Consejo y Rusia y China, que en contra del criterio de una mayoría y de la propia ONU forzaron a reducir el número de cruces fronterizos, pues consideran que en lo posible la ayuda debe ser gestionada por el Gobierno de Damasco.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2022
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD