30-07-2020 / 7:10: h EFE

Australia se comprometió a cumplir 16 nuevos objetivos para cerrar la brecha de la desigualdad que separa a los aborígenes e isleños del Estrecho de Torres y el resto de su población, según anunció este jueves el primer ministro, Scott Morrison.

El acuerdo del gobierno federal, así como de los estados y territorios, que contó con la participación de las organizaciones indígenas, se da tras el fracaso de un plan similar que comenzó a implementarse en 2008, cuando el entonces mandatario laborista, Kevin Rudd, pidió perdón por las injusticias del pasado.

Al admitir los errores en la implementación de los objetivos de la estrategia "Cerrando la brecha", Morrison dijo a los periodistas en Camberra que no se miró "la brecha a través de los ojos de los indígenas australianos..., eso fue un error, esa no era la manera de hacerlo".

SOBRERREPRESENTACIÓN CARCELARIA

Los 16 nuevos objetivos incluyen la reducción para el año 2031 de la tasa de encarcelamientos de los indígenas, incluidos los juveniles, en al menos un 15 %, además de la disminución en un 45 % de la tasa de "sobrerrepresentación" de los niños aborígenes que están bajo cuidados de terceros.

Estos objetivos se dan a conocer después de que los fiscales generales de todas las jurisdicciones de Australia decidieran mantener en diez años la edad mínima de responsabilidad criminal, pese a que en muchos países del mundo es de 14.

El anuncio también se da tras una serie de protestas del movimiento Black Lives Matter por las más de 430 muertes de indígenas en prisiones australianas desde 1991, la última de ellas ocurrida esta semana.

EN BUSCA DE UNA VIDA DIGNA

Los otros objetivos de la nueva estrategia están referidos a mejoras en la esperanza de vida, la lucha contra la violencia doméstica y el acceso a la educación terciaria, salud y vivienda digna.

El informe de este año "Cerrando la brecha" indicó que solamente dos de los siete objetivos trazados fueron cumplidos en el área de la educación preescolar y de bachillerato.

Australia se encuentra en un proceso de reconciliación por el perjuicio perpetrado contra los indígenas, quienes llegaron al territorio hace más de 50.000 años y han sufrido desde la colonización británica en el siglo XVIII constantes maltratos y una discriminación sistemática, así como la apropiación de sus tierras ancestrales.

Entre los años 1910 y 1970 se impuso la política de la Australia Blanca que resultó en el arrebatamiento de unos 100.000 menores de sus familias indígenas para ser cuidados por familias o instituciones de blancos, en lo que se denominó "la generación robada", cuyos supervivientes y descendientes aún sufren un profundo trauma.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2022
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD