01-08-2020 / 10:00 h EFE

id, 1 ago (EFECOM).- Un total de 31.394 puntos de suministro eléctrico se habían acogido, desde el inicio del estado de alarma por la crisis del coronavirus y hasta el 22 de junio, al aplazamiento de facturas, con un importe acumulado de facturas aplazadas de 15,98 millones de euros, según datos del sector.

La suspensión de facturas, la suspensión temporal de contratos, las reducciones de potencia contratada y la ampliación del bono social fueron algunas de las medidas que se pusieron en marcha para paliar los efectos de la crisis desencadenada por el coronavirus en particulares, autónomos y pymes.

En el caso de las suspensiones de facturas, las solicitudes de aplazamiento del pago que ha habido hasta el 22 de junio (el día posterior a la finalización del estado de alarma) correspondían a eso 31.394 puntos por un importe acumulado de facturas aplazadas de 15,98 millones de euros, según los datos, que incluyen a Iberdrola, Gas Natural (Naturgy), E-Distribución (Endesa), EDP y Viesgo.

En cuanto a la suspensión temporal de contratos para adaptarlos a las nuevas pautas de consumo ocasionadas por la crisis del coronavirus, los puntos de suministro acogidos hasta esa fecha son 31.627, que suponen una reducción de 693.319 kilovatios de potencia y un impacto económico de 1,85 millones de euros/mes.

A la medida de reducción de potencia, a 22 de junio había acogidos 121.098 puntos de suministro, con un volumen de potencia reducida de 17,38 millones de kilovatios y un impacto de 23,70 millones de euros/mes.

Para paliar los efectos de la crisis se elevó el nivel de renta para acceder a ser beneficiario del bono social (el descuento en la factura de la luz para los colectivos considerados vulnerables), además de prorrogarse automáticamente la vigencia, que es de dos años, a los que la cumplían durante el estado de alarma.

Las nuevas solicitudes de bono social recibidas bajo los nuevos supuestos eran hasta el 22 de junio 6.222 y la cifra de acogidos al bono social bajo esos supuestos de 2.107, según los datos, que incluyen a Naturgy, Repsol, EDP y Energía XXI (comercializadora de Endesa).

De las 6.222 solicitudes de bono social bajo los nuevos supuestos, 1.340 corresponden a Andalucía; 1.134 a Madrid; 778 a Cataluña y 573 a Galicia.

De los acogidos al bono social bajo esos supuestos la mayoría son de Andalucía (579), seguidos de los de Cataluña (300), Madrid (242) y Galicia (190).

Por lo que se refiere a las reducciones de potencia, el mayor número de puntos de suministro acogidos correspondía a Cataluña (28.918). A continuación se sitúa Andalucía, con 21.409; Madrid, con 13.360, y Galicia, con 8.201.

Andalucía registra la mayor cifra de suspensión temporal de contratos, seguida de Cataluña, con, 5.454; Madrid, con 4.018, y Comunidad Valenciana, con 3.028.

Cataluña se sitúa a la cabeza en número de suministros acogidos al aplazamiento del pago de facturas, con 6.094; seguida de Andalucía, con 5.058; Madrid, con 4.904, y Comunidad Valenciana, con 4.110.

En el caso de las reducciones de potencia y la suspensión temporal de contratos, Endesa acumula más de la mitad, con el 58 % y el 53 %, respectivamente, además de tener el 52 % de los acogidos a los nuevos supuestos del bono social.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2022
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD