04-08-2020 / 15:00 h EFE

El Govern ha aprobado este martes el nuevo decreto de reglamento de turismo de Cataluña que regula nuevos alojamientos turísticos, como las viviendas compartidas, que permiten compartir la vivienda habitual con un máximo de cuatro turistas por estancias no superiores a 31 días.

Según el decreto, el titular tiene que residir y compartir la vivienda con los turistas mientras dure la estancia y establece un plazo de un año para que los ayuntamientos puedan asumir esta tipología de alojamiento turístico.

El decreto también crea la figura de alojamientos singulares para referirse a los que no encajan bajo ninguna de las modalidades de alojamiento turístico vigente, como las cabañas en los árboles, las barracas de piedra seca entre viñas o las cuevas.

Estos alojamientos tendrán que ubicarse fuera de vehículos, aeronaves o embarcaciones, así como de edificios convencionales y construcciones prefabricadas, entre otras cosas, y podrán tener una capacidad máxima de seis plazas.

Sobre las viviendas de uso turístico, el decreto establece que no podrán ser ocupadas con más plazas de las indicadas en la cédula de habitabilidad y su capacidad máxima no podrá exceder de 15 plazas.

También hay cambios respecto a la legislación anterior en lo que se refiere a alojamientos rurales, que pasan a tener una capacidad máxima de 20 personas, y alojamientos al aire libre, que tendrán una nueva regulación para las áreas de acogida de autocaravanas en tránsito, con una estancia máxima de 48 horas.

Los cámpines pasarán a identificar su categoría en estrellas, de 2 a 5 estrellas.

El nuevo decreto aprobado este martes regula nuevos productos turísticos, define las modalidades, actualiza los requisitos de clasificación y las características del alojamiento turístico para favorecer la competitividad y adecuar la realidad jurídica a la demanda y a la actividad.

Además, el decreto simplifica, actualiza e integra en un solo cuerpo normativo las diferentes normas vigentes en la actualidad en el ámbito del turismo.

También establece que los establecimientos turísticos no requieren de ninguna habilitación de la Generalitat, competente en materia de turismo.

Esta nueva regulación también establece la definición y la responsabilidad de los intermediarios de alojamiento turístico y especifica que los operadores están sometidos al régimen jurídico del decreto, tanto los situados en Cataluña como los de fuera que realicen intermediación en alojamientos situados en la comunidad.

La medida tiene como objetivo prevenir el fraude y evitar la comercialización de alojamientos turísticos ilegales.

El decreto también da seguridad jurídica a las administraciones locales para imponer todo tipo de sanciones previstas en la Ley de Turismo.

Además, se incorpora la regulación de los Fondos para el Fomento del Turismo, que especifica que los entes locales en cuyo territorio se haya alcanzado o superado el umbral de los 300.000 euros de recaudación en concepto de impuesto, deberán destinar un mínimo del 60 % a proyectos de actuaciones de promoción turística y los que no hayan llegado a este importe, han de destinar un mínimo del 75 % a esta finalidad.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2022
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD