05-08-2020 / 20:30 h EFE

Desde las grandes empresas privadas a los gremios exportadores y la Iglesia católica pidieron al Ejecutivo y el Congreso de Perú que superen de inmediato la grave crisis política que afronta el país después de que el Legislativo provocara la caída del gabinete del primer ministro Pedro Cateriano.

El denominador común de todos los pronunciamientos durante la jornada del miércoles fue la invocación para que se alcance un consenso que evite que se agrave el impacto de la epidemia de la COVID-19, que tiene a Perú como el séptimo país en el mundo y el tercero de Latinoamérica con mayor cantidad de casos.

El país andino afronta esa crisis desde el martes, después de que el Congreso le negara la confianza al gabinete de Cateriano, obligándolo a dejar el cargo tan solo 19 días después de haber asumido su gestión.

Tras conocerse la decisión del Legislativo, el presidente Martín Vizcarra aseguró que los congresistas hicieron primar "exigencias particulares", pero aceptó los hechos consumados y anunció que conformará un nuevo gabinete en el plazo que ordena la ley.

HONDA PREOCUPACIÓN

Al respecto, la Sociedad Nacional de Industrias (SNI), que agrupa al gremio empresarial de la industria manufacturera, manifestó su "honda preocupación" y enfatizó que "Perú no puede perder un día más sin gçgobierno para enfrentar esta guerra contra la pandemia COVID-19 que está causando miles de contagios por día y cobrando más de 20.000 vidas entre los peruanos".

En medio de su enfática invocación, la SNI expresó su confianza en que Vizcarra nombrará un nuevo gabinete de ministros "en forma inmediata para concentrar todos los esfuerzos en contener el rebrote y la depresión económica".

Para el gremio industrial, el foro del Acuerdo Nacional, que reúne a representantes del Ejecutivo con autoridades regionales y municipales, partidos políticos, gremios, trabajadores e iglesias, "es el lugar natural para lograr acuerdos" que permitan "dejar de lado los intereses de grupo y se permita unir fuerzas en el inmediato plazo".

EVITAR MAYOR INESTABILIDAD

La crisis política también fue criticada por la Cámara de Comercio de Lima (CCL), que exhortó al Ejecutivo a que nombre un nuevo gabinete de ministros "a la brevedad posible, con la urgencia que la vida, la salud y el bienestar de los peruanos demanda".

Para la CCL, ese nuevo gabinete debe estar integrado por ministros que "generen consensos, confianza y credibilidad" y ser capaz de convocar "la unidad nacional que el Perú requiere para enfrentar las graves carencias de nuestro sistema médico y hospitalario y reactivar cuanto antes la economía".

"Es momento de convocar a profesionales independientes, con capacidad y experiencia comprobada, sin ningún tipo de cuestionamiento, de buena voluntad y dispuestos a trabajar en este corto tiempo por el bien del país", agregó la presidenta de la CCL, Yolanda Torriani.

PREOCUPACIÓN POR LA CIUDADANÍA

La "profunda preocupación" por la ciudadanía también fue expresada por la Defensoría del Pueblo, que manifestó que una crisis "en un contexto de emergencia sanitaria y de recesión económica no contribuye a construir el clima de estabilidad que requiere el país".

"La confrontación entre las autoridades no sólo retrasa la lucha frontal contra la pandemia, sino revela una falta de comprensión de las preocupaciones diarias de la ciudadanía", sostuvo antes de hacer un llamamiento "a la unidad y al diálogo" entre los poderes del Estado y todas las instituciones públicas.

La Defensoría remarcó que "la crítica situación por la que atraviesa el país demanda de las autoridades entender el sentido de urgencia de la coyuntura" para "hallar una salida democrática" a la crisis política y "garantizar la gobernabilidad del país requiere".

PROMOVER UNIDAD NACIONAL

Desde la instituciones religiosas, la Conferencia Episcopal Peruana (CEP) también recordó que el país "está viviendo tiempos de mucho sufrimiento y dolor a causa de la pandemia" del coronavirus, por lo que consideró que es urgente "promover la unidad nacional".

"Este es el peor momento para provocar una nueva crisis", sostuvo antes de asegurar que "la clase política debe dejar de lado las diferencias que puedan tener y ponerse a la altura de las actuales circunstancias, priorizando la vida de los peruanos y peruanas".

Finalmente, los obispos invocaron a las fuerzas políticas "a buscar el consenso", con una "agenda prioritaria" que ponga por delante el bienestar de todos los peruanos y se construya "sobre la base del diálogo, la buena fe y la recta intención, anteponiendo siempre el bien común sobre cualquier interés de grupo".

La crisis política en el país se presenta cuando Perú ha superado los 20.000 fallecidos por COVID-19 y casi ha llegado a los 440.000 contagios detectados, de los cuales casi 14.000 están hospitalizados y más de 1.400 en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2022
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD