06-08-2020 / 14:11 h EFE

Decenas de empresarios y trabajadores del ocio nocturno se han concentrado este jueves frente a la sede del Gobierno de Aragón tras más de 20 días cerrados en Zaragoza y advierten de que seguirán manifestándose cada semana hasta que el presidente autonómico, Javier Lambán, se reúna con ellos.

El objetivo de la convocatoria es llamar la atención de la DGA, en especial del presidente Lambán y del vicepresidente Arturo Aliaga, ante la "negativa total y absoluta" a comunicarse con el sector, ha asegurado el vicepresidente de la Asociación de Hostelería y Ocio Nocturno Casco Viejo, Eneko Abad.

Es más, ha advertido de que, si desde el Ejecutivo siguen siendo "cabezones" y no se reúnen con ellos, se verán obligados a acudir a los tribunales, porque no van a permitir que el presidente hable de "erradicar el ocio nocturno".

"¿Tanto nos odia? Somos la cara que damos a todo el turista", ha protestado.

En ese sentido, Abad ha rechazado la "demonización del sector" y que sea el culpable de los contagios de la covid-19, de lo que ha responsabilizado a otros sectores como los temporeros.

Además, ha recordado que llevan 20 días cerrados en la capital aragonesa y que se siguen produciendo contagios, y que no hay ninguna denuncia que demuestre que ningún brote se ha generado en algún local de ocio nocturno.

El sector, ha continuado, lo que quiere es buscar soluciones tanto para los empresarios como para sus empleados, proveedores y todo lo que engloba el mundo del ocio.

Ha subrayado que del ocio nocturno viven más de 4.000 familias en Zaragoza, muchos de ellos ahora sin trabajo: "¿qué les dan de comer a sus hijos?", ha preguntado.

Del mismo modo, ha incidido en que todas las personas que quieran salir y divertirse, que forman parte del turismo en la ciudad, ahora van a ir a lugares no controlados, y ha considerado que hay una "relación total" entre el cierre de locales nocturnos y el aumento del botellón.

"Hemos hecho todo lo que nos han mandado", ha señalado Abad, quien ha desgranado algunas de las propuestas del sector, que pasan por ayudas a fondo perdido, rescates, créditos con interés cero o condonación de alquileres o impuestos.

La respuesta a todo ello ha sido "un silencio sepulcral", ha lamentado el hostelero, quien avisa de que les están llevando "a la tumba".

En todo caso, ha confiado en poder llegar finalmente a algún acuerdo, como ha sucedido en otras comunidades autónomas que, en su opinión, se lo han tomado más en serio.

Patxi Cano, presidente de Aragón en Vivo, que aglutina a las salas de música en directo de la comunidad, ha declarado que "si hay que cerrar, se cierra", pero ha pedido al Gobierno de Aragón que se sienten a la mesa, porque no se puede cerrar un sector sin ningún tipo de ayudas.

Ha expresado, asimismo, que sienten "indefensión" y "rabia" después de que se les acuse de ser "foco de contagio", pese a que llevan más de 20 días cerrados y los positivos por covid-19 siguen creciendo.

En su caso particular, el Rock & Blues Café de Zaragoza, se ha visto obligado a volver a enviar a toda su plantilla al ERTE y a negociar el alquiler del local ya que no hay moratoria, lo que va a abocar a muchos locales al cierre.

Braulio Cantera abrió la sala "Lointento" poco antes del confinamiento y ha advertido de que "la mochila se va agotando" con el paso del tiempo sin ningún tipo de ingreso y tras invertir en mobiliario para adaptarse a las normas para luego tener que cerrar las puertas de nuevo.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2022
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD