11-08-2020 / 11:10 h EFE

El juzgado de guardia de Murcia ha dejado en libertad a un hombre y una mujer que aparecen como principales responsables de un prostíbulo ubicado en la pedanía murciana de Aljucer y contra los que se ha abierto un proceso penal también por los presuntos delitos de favorecimiento de la inmigración ilegal, contra los derechos de los trabajadores y pertenencia a organización criminal.

En las diligencias, a las que ha tenido acceso Efe, se indica que se trata de J.C.V.L., un hombre de 41 años natural de Lorca (Murcia), que sería el dueño del local, y de R.L.V., una mujer natural de Rumanía de 37 años.

También fue detenida por los funcionarios de Policía una segunda mujer, P.S.N., que actuaría como encargada del local, aunque no pasó a disposición judicial.

Los investigadores han conseguido contactar con varias mujeres que han ejercido la prostitución en este prostíbulo, conocido por “El Coto”, que han asegurado que debían estar disponibles las 24 horas del día y que apenas tenían dos horas de descanso por si tenían que realizar alguna gestión personal.

En cuanto al funcionamiento, han coincidido en señalar que a la llegada de un cliente todas debían hacer una especie de desfile ante el mismo para que pudiera elegir la que más le gustaba.

También han revelado que, presuntamente, en el inmueble, que tenía el aspecto de ser una vivienda normal, también se vendía droga, sobre todo, cocaína.

Según estas mujeres, al llegar comenzaban a “disfrutar” de lo que denominaban una “plaza”, que tenía una duración de 21 días, y que si decidían abandonar el prostíbulo antes de que finalizara ese plazo por estar “exhaustas” debido al intenso trabajo al que eran obligadas, se les imponía una multa.

El atestado policial recoge igualmente que el pasado marzo ya intentaron judicializar sus investigaciones, pero que con la llegada del estado de alarma no fue posible, aunque continuaron con sus diligencias, que reactivaron al comprobar que levantada esa situación, el prostíbulo había vuelto a funcionar como antes.

Las mujeres denunciantes han asegurado igualmente que los dueños del local contaban con la colaboración de unos conductores que eran los encargados de trasladar a las chicas hasta domicilios particulares y, luego, devolverlas al prostíbulo.

Según las manifestaciones de alguna de ellas, también esos conductores se habrían encargado de llevar droga a los clientes, que les habría sido entregada en el local.

Finalmente, han puesto en conocimiento de los agentes que todas ellas debían afrontar los gastos de comida, así como los de los preservativos y lubricantes que utilizaban en la prestación de sus servicios sexuales.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2022
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD