12-08-2020 / 15:20 h EFE

La campaña de corcho de este año en Extremadura registra un volumen en torno a las 18.000-19.000 toneladas, una cifra similar a la alcanzada tanto en la campaña anterior como en la de 2018 pero inferior a la prevista debido a las repercusiones de la crisis sanitaria.

Según ha explicado a Efe el presidente del Clúster del Corcho de Extremadura-Agrupación Sanvicenteña de Empresarios del Corcho (Asecor), Joaquín Herreros de Tejada, la cifra obtenida es en torno a un 25 por ciento inferior a lo inicialmente previsto, pues se preveían unas 25.000 toneladas.

Esta circunstancia se debe a los efectos del coronavirus porque, según ha explicado, como el resto de áreas económicas el corcho no ha sido ajeno a su incidencia, en este caso debido a las repercusiones que ha tenido en el sector del vino.

Los efectos producidos por el tiempo en que se cerró el canal Horeca a nivel mundial, y la incidencia de la pandemia en el consumo y el turismo han afectado al sector vitivinícola, y por ende al corcho.

El sector del corcho taponero mundial ha sufrido por tanto un descenso en el número de pedidos en los últimos meses, lo que ha llevado a una bajada de precios de en torno a un 15 por ciento en el último año, y todo ello ha provocado que se haya sacado menos cantidad de la inicialmente prevista.

Así, los volúmenes obtenidos son similares a los registrados durante 2018 y 2019, pero menores a la cifra que se considera promedio en la comunidad extremeña, unas 23.000 toneladas.

En este sentido, si en 2018 se vivió la fase baja del periodo de saca, y 2019 se vio afectado por la sequía de los meses anteriores a la campaña, este ejercicio ha sufrido las repercusiones del coronavirus.

El sector espera ahora que la pandemia concluya y dé paso a una normalización de la economía, pues el corcho no sacado está disponible para el posterior ejercicio.

En el aspecto técnico, la extracción de este año se ha desarrollado en condiciones óptimas, motivado por los volúmenes de lluvias y la ausencia de temperaturas extremas durante la primavera.

En el marco del final de la campaña, entre finales de julio y principios de agosto, “hubo alguna dificultad” para la saca, debido a las elevadas temperaturas, aunque no fue determinante en cuanto al volumen extraído finalmente.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2020
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD