12-08-2020 / 21:11 h EFE

El Celta de Vigo comenzó este miércoles los entrenamientos en grupo con la ausencia del centrocampistas Brais Méndez y el delantero Santi Mina, los dos futbolistas que dieron positivo en la prueba de detención de la COVID-19 realizada el pasado sábado a toda la plantilla, como principal novedad.

Los jugadores se dividieron en grupos de seis atendiendo a los protocolos marcados por LaLiga, y mezclaron carga física con trabajo con balón en esta primera sesión en las instalaciones deportivas de A Madroa.

El cuerpo técnico que lidera Óscar García Junyent contó con 28 futbolistas, entre los que estaban los recién llegados Álvaro Vadillo (Granada) y Renato Tapia (Feyenoord) y nueve jugadores del filial: Raúl García, Iago Domínguez, Diego Pampín, José Fontán, Alberto Solís, Gabri Veiga, Iker Losada, Miguel Rodríguez y Lautaro de León.

La plantilla retomará mañana, jueves, los entrenamientos con la primera doble sesión programada por el técnico catalán, que sigue esperando la llegada de nuevos refuerzos para afrontar el curso 2020-21.

En esta primera semana de trabajo no se ejercitarán con el grupo los centrocampistas Jozabed Sánchez y Emre Mor y el delantero uruguayo Gabriel “Toro” Fernández, a los que la dirección deportiva concedió una semana más de vacaciones mientras no se cierra su salida del equipo.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2022
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD