13-08-2020 / 17:30 h EFE

El presidente del Celta de Vigo, Carlos Mouriño, criticó este jueves el sobrecoste de las obras del estadio municipal de Balaídos, que ejemplificó con “la rareza de los siete millones de euros con los que se encareció la grada de marcador con respecto a lo que estaba en el plan de 2016”.

El dirigente celeste, enfrentado con el alcalde Abel Caballero por la negativa de éste a venderle el estadio y cederle unos terrenos para construir una ciudad deportiva en Vigo, denunció la reforma de Balaídos, que están costeando el Ayuntamiento y la Diputación de Pontevedra.

“Es una verdadera chapuza, no es digno de un estadio que se está construyendo, no es digno de la ciudad ni de la afición del Celta. Nos están timando a todos. La inversión para la reforma del estadio será de 50 millones. La ciudad de Vigo no se merece gastar ese dinero para dejar tantas chapuzas, es una auténtica barbaridad”, criticó.

Mouriño reveló que el Celta presentó el pasado 28 de julio en el ayuntamiento de Vigo “una denuncia de resolución de convenio de obra por incumplimiento de las fechas porque las obras tenían que estar finalizadas en 2017”, aunque entiende que no tendrán “respuesta” del gobierno municipal: “Tendremos que recurrir a las autoridades para que den por finalizado el convenio”.

El máximo accionista de la entidad celeste sigue manteniendo que el primer equipo y el filial estarán “en septiembre” entrenando en la nueva ciudad deportiva que el club está construyendo en la localidad vecina de Mos.

“Para lo que estamos haciendo ahora no necesitamos el permiso de Fomento. A veces se dicen cosas para perjudicar el proyecto, pero no son reales, sino ya nos hubieran parado las obras”, subrayó.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2021
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD