16-08-2020 / 12:59 h EFE

La demanda de justicia para el temporero Eleazar Blandon, quien sufrió un infarto durante su jornada laboral en Lorca (Murcia) y fue abandonado en un centro de salud, donde murió, se ha unido al rechazo a una ley de Extranjería que "mata" en una concentración celebrada este mediodía en Pamplona.

La comunidad nicaragüense ha impulsado este acto de protesta que ha tenido lugar en la plaza Consistorial, en el que junto a una bandera de Nicaragua se han mostrado velas y productos del campo, junto con carteles en los que se leía: "No es trabajo, es esclavitud", "Regularización ya", "En Navarra también pasa", "Justicia para Eleazar" o "Ninguna persona es ilegal".

Los asistentes, con mascarillas y distancia de seguridad, han coreado consignas en el mismo sentido junto con otras como "la ley de extranjería mata cada día" o "CIEs, vallas, muros y fronteras, así se construye la riqueza europea".

Allí han leído un comunicado en el que han recordado que el temporero nicaragüense "murió buscando una vida mejor" y es que, han señalado, era un "inmigrante recién llegado, sin empadronamiento y solicitante de asilo político, que dejó atrás el miedo a las represalias por haber participado en el levantamiento cívico contra el régimen de Daniel Ortega en 2018 y a sus cuatro hijos y una esposa embarazada".

"En nombre de un futuro más digno para su familia soportó el maltrato y los abusos laborales por parte de su jefe en una explotación agraria en Murcia", han denunciado y han advertido que esta "no es una situación excepcional, ni un caso aislado entre la comunidad migrante que trabaja en los campos españoles".

El día de su muerte, han relatado, la jornada de Eleazar Blandon se extendió desde las 7 a las 14:00 horas y luego se prolongó en la recolección de melones en una finca adyacente.

Se desplomó en plena faena y fue abandonado en la entrada de un centro de salud, donde falleció. Su muerte, han apuntado, se ha producido en unas circunstancias similares a las de su padre que murió de un infarto hace cuatro años cuando trabajaba en Texas.

Días antes, han comentado, había relatado a su familia la situación que estaba sufriendo, con insultos, largas jornadas laborales y cobrando menos de lo acordado, por lo que le habían conseguido un billete para regresar a Nicaragua en octubre.

"En España hay muchos Eleazar, muchos rostros invisibilizados de temporeros que por estar en situación irregular aceptan cualquier oferta de trabajo para luego ser maltratados, humillados, estafados y esclavizados", han aseverado, al tiempo que han apuntado que esto también sucede en Navarra.

Tras preguntarse "cuántos Eleazar más faltarán para que la vida de los inmigrantes sin papeles en España tengan valor", han defendido que las personas migradas tienen derechos y quieren trabajar en condiciones dignas.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2021
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD