16-08-2020 / 19:49 h EFE

El incendio forestal declarado este fin de semana en Lober de Aliste (Zamora), que aún permanece activo aunque se ha reducido el riesgo para las poblaciones, ha arrasado algo más de 2.000 hectáreas de terreno en las comarcas de Aliste y Alba, además de carbonizar un camión de extinción y naves de ganado, lo que investigan los especialistas para determinar su origen.

El fuego, que se extendió con rapidez por el fuerte viento, llegó a las inmediaciones de los cascos urbanos de Domez de Aliste, Vegalatrave y Losacio, por lo que se preparó un dispositivo de evacuación que finalmente no fue necesario utilizar, han informado fuentes del dispositivo de extinción.

Las situaciones de mayor peligro se vivieron en Domez y Vegalatrave, donde hay al menos cuatro naves de ganado y la entrada a una vivienda afectadas por el fuego.

Los contrafuegos realizados durante la noche y la labor de los retenes de maquinaria esta madrugada fueron claves para perimetrar la zona afectada y que no aumentara el área devorada por las llamas, que abarca 38 kilómetros de perímetro, según las primeras mediciones efectuadas este domingo desde el helicóptero de coordinación.

En el incendio han llegado a actuar este domingo por la mañana hasta diecisiete medios aéreos que han echado agua en el contorno del área afectada y en los puntos más calientes, lo que ha hecho que el incendio quedara sin llama.

Pese a ello, a lo largo de la jornada se han registrado algunas pequeñas reproducciones por el fuerte viento que han sido atajadas de forma rápida.

La mejora de la situación y la evolución favorable del incendio han hecho que este domingo por la tarde se retiraran dos de las tres brigadas de refuerzo del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico desplazadas a la zona.

Fuentes de la Junta de Castilla y León prevén que si continúa la evolución en las próximas horas se baje el nivel de peligrosidad del incendio, que es de dos en una escala de cero a tres por el peligro para las poblaciones y la tardanza en la extinción.

Sobre las causas del fuego, fuentes del centro de mando avanzado desde el que se coordinan las labores de extinción han precisado que el origen está aún en investigación.

El incendio, que se declaró el sábado a las dos de la tarde, ha movilizado más de trescientos efectivos de extinción, entre ellos 122 militares y 36 vehículos de la UME, según fuentes del Ministerio del Interior.

También han trabajado 160 efectivos del operativo de extinción de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León y tres dotaciones de los bomberos del consorcio provincial de la Diputación de Zamora.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2021
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD