17-08-2020 / 12:20 h EFE

El contexto de la pandemia marcó la actividad en el circuito de Barcelona-Cataluña durante la última semana, marcada por la celebración del Gran Premio de España de Fórmula Uno.

Por trigésima vez este evento se celebró en el trazado de Montmeló. Las restantes veinte ediciones de la cita española se repartieron entre Jarama, Jerez de la Frontera, Montjuic Park y Pedralbes. Ninguna de ellas se disputó en un contexto como el actual.

La pandemia, según explicaron fuentes de la organización, planteó "un gran reto para el trazado mundialista, que se ha superado con éxito, demostrando la excelente capacidad organizativa del Circuit y resultando ser un gran ejemplo de deporte seguro".

La instalación debió aplicar el estricto protocolo que marca la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) para garantizar la seguridad de todas las personas implicadas, desde pilotos y miembros de los equipos a operarios y trabajadores del circuito.

Todos los grupos de trabajo quedaron aislados en diferentes burbujas y desarrollaron sus diferentes tareas en diferentes espacios.

Según la responsable del Servicio de Vigilancia Epidemiológica y Respuesta en Emergencias de Salud Pública en el Vallès Occidental y Vallès Oriental, María Rosa Sala, "la iniciativa y los protocolos de la organización fueron ejemplares, así como la buena coordinación con las autoridades sanitarias locales".

Entre el viernes 7 y el jueves 13 de agosto se realizaron 5.467 test PCR. Todos resultaron negativos.

"La FIA, el RACC y el Circuit de Barcelona-Catalunya hemos trabajado de forma efectiva y coordinada a lo largo de las últimas semanas para implementar los protocolos COVID-19 necesarios, asegurando el desarrollo del Gran Premio de España 2020 de una forma segura para la Fórmula 1 y para la comunidad local", apuntó el responsable médico y de rescate de la FIA, Pau Mota.

Este contexto de máxima seguridad sanitaria normalizó el uso de mascarillas y de soluciones hidroalcohólicas, la limpieza y desinfección constante de todos los espacios, así como la labor del colectivo de oficiales y los servicios sanitarios.

"A este protocolo sanitario se ha sumado un nuevo proyecto del Circuit desarrollado conjuntamente con el Departamento de Políticas Digitales, a través del Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTI) de la Generalitat de Catalunya y T-Systems, que ha permitido tener controlado el acceso al recinto a partir del reconocimiento facial, así como la monitorización de la temperatura mediante cámaras térmicas", destacó la organización.

El director de Innovación y Datos del CTTI, Lluis Anaya, ponderó la agilidad y fiabilidad del sistema y consideró que "ha sido un éxito que permite trasladar los resultados y la tecnología probados en el Circuit a otras instalaciones y eventos que requieren identificación y autorización en el acceso".

Esta prueba piloto es una muestra de la voluntad del circuito de Barcelona-Cataluña de posicionarse como polo de innovación. Ese es uno de los nuevos desafíos propuestos por su nueva presidenta, María Teixidor.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2021
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 30        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD