19-08-2020 / 16:19 h EFE

El Gobierno de Aragón ha vuelto a promover la promoción de enclaves turísticos "seguros" en la Comunidad con el fin de hacer frente a la publicidad negativa derivada de los brotes por la covid-19.

Así lo ha puesto de manifiesto el presidente de Aragón, Javier Lambán, durante una visita al Monasterio de Piedra (Zaragoza), un espacio de interés tanto para el turismo de naturaleza como para el cultural cuya visita ha recomendado de forma "encarecida" en periodos vacacionales.

Lambán, que ha mantenido además una reunión con la Asociación de Balnearios de Aragón para hablar del futuro del sector, ha insistido en que la Comunidad es un destino "visitable y seguro" en el que se combinan el patrimonio natural y cultural, que ha ejemplificado con el Monasterio de Piedra como "quintaesencia" de esta opción.

Ha destacado, además, que en la comarca de Calatayud, muy cerca de este destino, existen numerosos balnearios, siendo Aragón la segunda comunidad autónoma que más número de instalaciones de este tipo tiene (10 en funcionamiento), sólo por detrás de Galicia.

Lambán, acompañado del presidente de la Diputación de Zaragoza, Juan Antonio Sánchez Quero, ha mostrado su apoyo a este sector, con el que se trabajará en un plan de apoyo, y ha recogido la petición de la asociación de mediar ante el Gobierno central para extender los ERTE y proteger así los trabajadores.

En la actualidad, sólo cuatro de los diez balnearios de Aragón están abiertos (Panticosa, La Virgen, Paracuellos de Jiloca y el de Alhama de Aragón) con una ocupación de entre el 50 y el 60 %, y está en duda la puesta en marcha del programa de termalismo a partir de septiembre.

Por ello, las miras del sector están en el año 2021, con la reclamación de apoyo institucional para un plan de impulso para subvencionar el 20 % de la estancia de los clientes, con un techo presupuestario todavía por determinar.

Una iniciativa que creen necesaria para la temporada baja de febrero o marzo del año próximo a fin de que las repercusiones no sean "muy graves".

Según los últimos datos disponibles ofrecidos por la Asociación autonómica del sector, el negocio genera más de 1.200 puestos de trabajo directos: unos 870 empleos fijos, alrededor de 420 eventuales y una treintena de subcontrataciones.

En global, la ocupación supera el 90 %, con una apertura media de 311 días, que empieza con el programa de termalismo, que el próximo año está en el aire.

La importancia de estos programas reside en la repercusión para la economía de estas zonas, tanto por la generación de empleo como por el beneficio para proveedores y empresas.

Los balnearios están contemplados como alojamientos hosteleros, para los que en global el Gobierno de Aragón, a través del Departamento de Industria ha destinado 6 millones de euros a pymes y autónomos cuyas actividades estén vinculadas con el sector del turismo en Aragón.

Este sector representa el 9 % del PIB de la Comunidad Autónoma y está integrado por más de 8.000 empresas.

El ejecutivo destina esta cuantía dentro del Plan de Choque frente a las repercusiones negativas a nivel económico y social de la pandemia, dotado con 10,5 millones de euros.

El Plan de Choque para el sector turístico forma parte de la Estrategia Aragonesa para la Recuperación Social y Económica y que tiene como objetivo fundamental minimizar las consecuencias de la crisis generada por el coronavirus.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2020
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD