19-08-2020 / 17:41 h EFE

CaixaBank ha compensado las emisiones de CO2 derivadas de su actividad durante 2019 con el apoyo a un proyecto en Brasil destinado a proteger más de 27.000 hectáreas de bosque amazónico en el estado de Pará para que no sean deforestadas, ha informado la entidad.

El proyecto se ubica en el Complejo Río Capim, en la Amazonía oriental, en una propiedad que incluye cinco áreas forestales -Río Capim, Poty, Cauaxi, Sumal y Caculé- y hasta 27.434,9 hectáreas de bosque.

Gracias, entre otros, a este tipo de iniciativas, el banco que preside Jordi Gual ha reducido en un 80 % las emisiones de CO2 propias y tiene como objetivo haberlas disminuido un 14,5 % más entre 2019 y 2021, tal como recoge su Plan Ambiental.

En 2019, la entidad compensó las emisiones del ejercicio anterior a través de un proyecto ubicado en México que consistió en generar energía limpia gracias al aprovechamiento de los desechos de las granjas porcinas de la zona de Sonora.

Asimismo, CaixaBank participa en la reforestación de dos bosques ubicados en Montserrat (Barcelona) y Ejulve (Teruel), cuyos beneficios directos sobre el territorio se prevé que se contabilicen durante los próximos 40 años.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD