19-08-2020 / 18:50 h EFE

La nadadora onubense Alba Vázquez ha admitido que esperaba estar "bastante más cerca" de la mínima olímpica en los 400 estilos en la Reunión Internacional disputada en Loulé (Portugal), donde ganó con 4:46.86, un registro muy por encima de los 3:38 que tiene como récord del mundo júnior en esa distancia.

"Al final el parón se tiene que notar", afirmó a Efe Vázquez, que explicó que lo notó especialmente "al final de la prueba, a partir de la braza", en su primera competición tras el confinamiento y después de unos pocos meses de entrenamientos.

La deportista del Club Natación Colombino indicó que para ella fue "un poco raro al principio volver a competir", pero valoró que reencontrarse con la competición le ha motivado para seguir "en el camino" hacia los Juegos Olímpicos, en el que necesita volver a nadar por debajo de la mínima para estar presente en Tokio 2021.

"Dudo mucho de que vuelvan a aplazar los Juegos, en todo caso suspenderlos, pero yo creo que sí se van a celebrar", opinó Vázquez, que resaltó que "hay que mantener la ilusión pese a todo".

La onubense señaló que, al margen de los tiempos, "a nivel de sensaciones" se sintió "bastante bien" en la prueba portuguesa y que hablará con su técnico, Xavi Casademont, para ver cómo estructuran su preparación "para la próxima vez que compita, que a ver cuándo puede ser".

Al respecto, reconoció que hay incertidumbre, pues "el calendario no está muy claro", pero cree que es preferible "un tiempo para ver en lo que ha fallado en esta competición y mejorarlo" para la próxima cita.

Alba Vázquez declaró que, en general, sale "contenta" de la Reunión de Loulé, donde nadó otras cinco pruebas con distintos resultados.

Acabó tercera con 2:17.26 en los 200 estilos e hizo su mejor marca personal en los 800 libre, en la que fue quinta con 8:48.03, y también en los 100 espalda, con un cuarto puesto y un nuevo registro de 1:07.63, mientras que en los 200 braza ocupó esa misma posición con 2:31.51 y en los 400 libre acabó séptima con 4:21.44.

"Se me han dado bastante mejor las pruebas que son menos específicas para mí", comentó la onubense, que destacó que para las de los 400 y los 200 estilos se había esforzado y había entrenado "más".

En el caso de los 800 libre, resaltó que, a pesar de que hacía tiempo que no nadaba esta prueba y que no la entrenaba específicamente, sus 8:48 le parecen "una marca bastante buena", y añadió que posteriormente compitió en el 200 braza, otra prueba que no prepara de forma especial, con un registro de 2:31 "bastante aceptable".

La nadadora onubense también subrayó que el último de los tres días de la competición, pese "al cansancio acumulado", nadó los 100 espalda, su "peor estilo", y aún así fue capaz de bajar "un segundo" su mejor marca.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2020
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD