20-08-2020 / 15:10 h EFE

La Sociedad Deportiva Eibar vuelve mañana al verde 33 días después del final de LaLiga con un encuentro amistoso en sus instalaciones de entrenamiento ante el Mirandés de la Segunda División, sin ninguna cara nueva en un equipo armero que no ha fichado todavía.

Queda muy lejos el 4-0 que le endosó el Villarreal en el último partido de competición, cuando el Eibar no se jugaba nada porque había hecho los deberes contra el Espanyol dos jornadas antes del final, aunque en el recuerdo de los aficionados permanece lo bien que lo hizo el equipo vasco tras el confinamiento para mantenerse un año más en Primera División.

La ausencia de refuerzos no es una sorpresa porque su director deportivo, Fran Garagarza, había advertido que el mercado no se movería hasta muy entrado el verano y cerca de comenzar la competición liguera.

De momento José Luis Mendilibar cuenta con un nutrido grupo de jugadores y a la espera de esos refuerzos que se cifran entre 4 y 6 y que continúan sin llegar.

Será una buena oportunidad para los jóvenes del filial que están reforzando los entrenamientos del primer equipo y también para los hombres cedidos la pasada temporada fuera de Ipurua, que pugnan ahora por convencer a Mendilibar y hacerse un hueco en Primera División con el conjunto armero.

No están ya en la formación azulgrana algunas de sus figuras y jugadores referenciales la pasada temporada como Charles Dias, Gonzalo Escalante, Fabián Orellana, Iván Ramis, y tampoco Nano Mesa, quien antes de retornar a los entrenamientos de pretemporada con el Eibar resolvió su contrato para volver a Cádiz y a la máxima categoría del fútbol nacional.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2020
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD