20-08-2020 / 20:09 h EFE

El gobierno de Níger y el de Costa de Marfil, ambos fronterizos con Mali, han suspendido todos los intercambios económicos con este país en protesta por el golpe de estado que ha supuesto el derrocamiento del presiente Ibrahim Boubacar Keita y la disolución del parlamento.

Primero fue Costa de Marfil, que ayer anunció la suspensión de "todas las relaciones económicas, financieras y comerciales" con Mali hasta la restauración del orden constitucional en ese país.

La medida sentó muy mal en Mali, donde se vio como un empeño personal del presidente Alassane Ouattara.

Pero hoy, ha sido otro país fronterizo, en este caso Níger, el que ha seguido el ejemplo utilizando casi los mismos términos: "suspensión de todas las transacciones financieras, económicas y comerciales hasta la retirada de los militares de la escena política y el restablecimiento del orden constitucional".

La Comunidad de Estados de África del Oeste (CEDEAO), a la que pertenecen Mali, Níger y Costa de Marfil, celebró hoy precisamente una cumbre extraordinaria para tratar la situación en Mali en la que se espera el anuncio de sanciones sobre el país.

La CEDEAO llevaba varios meses tratando de mediar entre el régimen de Ibrahim Boubacar Keita y la oposición agrupada en torno al llamado M5-RFP, pero sin resultados porque la oposición rechazaba toda solución que no incluyera la salida del poder del presidente IBK.

En todo caso, es ahora la única instancia que parece capaz de seguir mediando en Mali para propiciar una transición pacífica.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD