21-08-2020 / 16:59 h EFE

El alcalde de la localidad abulense de Candeleda (5.000 habitantes), Carlos Montesino, ha mostrado "preocupación" tras conocer el brote que afecta a 51 residentes de un residencia de personas mayores y un trabajadores, al mismo tiempo que ha pedido "tranquilidad y responsabilidad".

El regidor ha indicado a Efe que desde el Ayuntamiento ha remitido a los responsables de este centro una carta en la que les expresa su "preocupación" y les muestra su "apoyo", al mismo tiempo que les ofrece "el apoyo que precisen para poder hacer frente a la situación actual".

Todo ello, para que afronten este momento "de la manera más eficaz" y "en aras de la salud y seguridad de los vecinos" de esta localidad situada al suroeste de la provincia de Ávila, casi en la frontera de las provincias de Cáceres y Toledo.

Esta situación hace que un buen número de los 89 residentes que tiene este centro, así como el más de medio centenar de trabajadores, procedan de la vecina comarca cacereña de La Vera, así como del norte de la provincia manchega.

"No dudo que ya estarán gestionando desde las áreas especializadas la situación, pero el Ayuntamiento de Candeleda no puede permanecer al margen de este suceso, en el que entre todos debemos reaccionar y procurar poner freno al desarrollo exponencial", ha señalado el alcalde en la carta enviada a la residencia, mostrándose a su "entera disposición".

Carlos Montesino, tras pedir "tranquilidad y responsabilidad" a esta población que actualmente puede contar con "entre 10.000 y 15.000 personas" viviendo durante el verano, ha señalado que los dos focos detectados y "controlados" hasta la fecha, afectan a nueve personas que se encuentran "confinadas", sin que exista "transmisión comunitaria".

Según ha explicado el alcalde, esta residencia concertada y situada en uno de los principales accesos al pueblo desde su inauguración en el año 2006, cuenta actualmente con 89 residentes, de las 115 plazas de que dispone.

El regidor ha recordado cómo durante el estado de alarma, el Ayuntamiento felicitó a sus responsables porque apenas se contabilizaron "uno o dos casos".

"Esto nadie lo quiere", ha apuntado Carlos Montesino, que ha vuelto a trasladar todo el apoyo del Consistorio a los responsables de esta residencia en la que se ha registrado un brote de coronavirus con 52 casos positivos: 51 de residentes y un trabajador.

Este brote con 13 personas con síntomas y el resto asintomáticas, también ha provocado que otros 37 residentes y 60 trabajadores se encuentren actualmente en seguimiento.

Esta situación se produce un día después de que el Ayuntamiento candeledano anunciara el cierre de siete parques y restringiera el acceso al tanatorio municipal y al cementerio a diez y quince personas respectivamente.

En la resolución, el alcalde de la localidad, Carlos Montesino, indicaba que se trata de medidas que "no pretenden alarmar a la población", sino que "buscan reforzar las acciones que permitan contener los contagios por la Covid-19, que se han sucedido en los últimos días" y que habían situado al municipio en "zona naranja".

"Aunque se sabe que el origen de estos contagios sería el ámbito familiar y no se puede hablar de un contagio comunitario, el Consistorio quiere evitar ese potencial escenario" con esta medidas, a las que se suma el refuerzo de la vigilancia policial para "asegurar el cumplimiento" de las recientes medidas impuestas por la Junta de Castilla y León.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2021
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD