21-08-2020 / 20:19 h EFE

La Denominación de Origen Protegida (DOP) "Vinos de Cebreros", ha finalizado la vendimia de albillo real, con unos resultados similares a los del año pasado, antes de dar paso a la de garnacha tinta, que espera una producción parecida a la de 2019.

La DOP de Cebreros, la más joven de toda Castilla y León, cuenta con un total de 340 viticultores y 450 hectáreas registradas en los 32 municipios que abarca en esta zona de la provincia situada al este de la capital.

Según los datos facilitados por la DOP, la producción final de albillo real se ha situado en cerca de 27.000 kilos, una cantidad "prácticamente igual" a la de 2019, aunque "sensiblemente" inferior a lo estimado para 2020, "en gran medida debido a los animales".

En este sentido, la directora técnica de la DOP, Marta Burgos, señala que "uno de los grandes problemas" a los que se enfrentan los viticultores de la zona, haciendo especial referencia a jabalíes, corzos, ciervos y conejos, pero también pájaros, que "dejan muchas viñas prácticamente arrasadas y sin apenas uva que recolectar".

Tras finalizar la vendimia de albillo real, el pasado fin de semana se inició la de la garnacha tinta, la principal variedad de la zona de Cebreros, con unos trabajos que se prolongarán durante los próximos dos meses.

Las previsiones apuntan que este año se recogerán en torno a 600.000 kilos de esta variedad, lo que supone una cantidad "similar" a la obtenida en la vendimia del año pasado.

En este caso, la uva recolectada los primeros días en las zonas más cálidas, en viñedos situados a una altura de entre 700 y 800 metros, irá destinada a los vinos rosados, que "requieren buscar la máxima frescura posible", para lo cual se requiere "una vendimia temprana, que asegure una buena acidez en los vinos".

Conforme vayan avanzando las semanas, las vendimias irán comenzando en las bodegas situadas en las poblaciones del Valle del Tiétar, a menor altura, para después terminar "bien iniciado octubre", en los viñedos del Valle del Alberche, muchos de los cuales se sitúan por encima de los 1.000 metros.

Según la DOP de Cebreros, 2020 "no ha sido un año especialmente complicado" en lo referente a la sanidad del viñedo, "salvo pequeños focos de mildiu, oídio o algo de corrimiento", al menos en comparación "con otras zonas vitícolas que han sido fuertemente castigadas, especialmente con el mildiu".

La vendimia 2020, aunque marcada por la Covid-19, se está desarrollando con normalidad, "gracias a la responsabilidad de viticultores y elaboradores en el cumplimiento de las medidas sanitarias", lo que ha evitado "sobresaltos".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2021
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD