23-08-2020 / 20:49 h EFE

El Gobierno catarí y la Embajada de Emiratos Árabes Unidos (EAU) en Jartum han mostrado su apoyo hoy al Gobierno de Sudán y han redoblado su actividad en el país a falta de días para la firma de un acuerdo de paz entre el Ejecutivo y los grupos rebeldes levantados en armas de algunas regiones del país, que será rubricado el próximo día 28 en Sudán del Sur.

En una visita oficial a Jartum, el enviado especial del Ministerio catarí de Exteriores para la Lucha Antiterrorista y la Intermediación en la Resolución de Conflictos, Mutlaq bin Majed al Qahtani, se reunió con el primer ministro sudanés, Abdallá Hamdok, a quien transmitió su "satisfacción por el avance de las negociaciones", según un comunicado de la Oficina de Información del Consejo de Ministros de Sudán.

Al Qahtani llegó a Sudán después de reunirse con los líderes de la facción rebelde Frente Revolucionario y con el vicepresidente del Consejo Soberano Mohamed Hamdan Dagalo -alias Hamedti- en la capital sursudanesa de Yuba, donde se están llevando a cabo las negociaciones de paz entre ambas partes, según la nota.

Asimismo, el comunicado apunta que el catarí informó al primer ministro del estado de las conversaciones, "que conducirán a un acuerdo de paz en un futuro próximo" (según se espera el próximo día 28 de agosto), después de que se haya pospuesto en diversas ocasiones por discrepancias entre las partes firmantes y entre los propios rebeldes.

Por su parte, Hamdok destacó que la visita del enviado de Catar "fortalece los lazos de amistad y hermandad entre los dos países".

Asimismo, el embajador emiratí en Jartum, Hamad Mohamed al Yunaibi, destacó hoy la "sólida y firme relación con Sudán" en una reunión con el miembro del Consejo Soberano Yaser al Atta, y expresó "las aspiraciones de crear más relaciones de cooperación y asociación en las áreas conjuntas de inversión", según la agencia estatal SUNA.

Durante el mandato del exdictador Omar al Bashir, derrocado en abril de 2019 en medio de multitudinarias protestas, Catar, al contrario que Emiratos, se posicionó de parte del exmandatario, que viajó a Doha en enero de 2018 tras el estallido de las manifestaciones.

La visita del catarí se produce en un momento en el que el Gobierno transitorio sudanés ha acercado posturas con países del golfo Pérsico como Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos, que desde 2017 mantienen un bloqueo comercial y diplomático contra Catar (junto con Egipto y Baréin) por considerar que el país patrocina al terrorismo.

Emiratos, que está en la órbita contraria del exdictador islamista Al Bashir, ha apoyado desde un primer momento el proceso transitorio en Sudán y ha prestado ayuda financiera al país, que se encuentra submergido en una grave crisis económica.

Catar ha patrocinado diversos acuerdos de paz entre facciones rebeldes sudanesas de la conflictiva región de Darfur (oeste) y el Gobierno durante el mandato del islamista Al Bashir.

Una de las prioridades del Gobierno transitorio de Sudán, que tomó las riendas del país en agosto tras el derrocamiento del dictador Omar al Bashir en abril, es solucionar los conflictos con los distintos grupos armados que hace años o décadas se levantaron en armas contra Jartum.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2020
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD