24-08-2020 / 13:20 h EFE

El PSOE ha destacado la voluntad de diálogo que existe entre los agentes implicados en alcanzar un acuerdo que permita terminar las obras de abastecimiento de agua desde el río Castril a la comarca de Baza (Granada), un proyecto paralizado en 2011 cuando rozaba el 95 % de ejecución.

El senador socialista por Granada Abelardo Vico ha destacado en un comunicado la sintonía entre las partes implicadas en la ejecución de esta infraestructuras, una obra para garantizar el abastecimiento de agua en la zona Norte de la provincia que lleva nueve años paralizada.

Vico ha ofrecido estas consideraciones tras participar en una reunión de trabajo celebrada en Caniles y convocada por las comunidades de regantes a la que también asistieron representantes de los ayuntamientos de la comarca y colectivos en defensa del río Castril, todos con predisposición a abandonar los conflictos judiciales según el socialista.

La obra prevista para suministrar agua potable a distintos municipios de la zona, procedente del río Castril, roza un grado de ejecución del 95 % por ciento de ejecución y está paralizada por distintas denuncias judiciales.

"Puede suponer un primer paso para conseguir un marco de confianza en torno al agua en la comarca que permita abordar otros proyectos ilusionantes y de futuro, que ahora tan solo son incipientes", ha considerado Vico, quien ha asegurado que hay "ciertos avances" para superar el tiempo de enfrentamiento judicial.

Los agentes implicados han marcado una agenda de futuras actuaciones para mantener ese clima de entendimiento desde un proceso de participación coordinado por el Grupo de Desarrollo del Altiplano de Granada que además contempla una campaña de análisis del agua en distintos puntos del río Castril, que aclaren distintos parámetros relevantes.

Estas actividades se suman a otras como la reunión organizada el pasado junio por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) para explicar el proceso de expropiaciones para la conducción de agua para abastecimiento hasta la comarca de Baza.

Esta derivación de agua fue declarada de emergencia en el marco de un Real Decreto de medidas para hacer frente a la sequía en las cuencas hidrográficas del Guadiana, Guadalquivir y Ebro.

Se autorizó entonces la construcción de una conducción ahora paralizada desde el embalse de Portillo para garantizar el abastecimiento a una población de 28.000 habitantes cuyas fuentes tradicionales son captaciones subterráneas sensibles a los efectos de las sequías cíclicas.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD