24-08-2020 / 14:03 h EFE

La policía austríaca ha detenido a un ciudadano sirio acusado de perpetrar por "motivos islamistas" varios ataques contra la comunidad judía en la ciudad austríaca de Graz, así como contra su presidente, una iglesia católica y un centro del colectivo LGBTI.

El detenido, "un hombre de 31 años de nacionalidad siria que vive en Austria desde 2013 como refugiado y actualmente no tiene trabajo", ha confesado ser el autor de siete agresiones en la citada ciudad, informó este lunes el ministro austríaco de Interior, Karl Nehammer, en rueda de prensa televisada en directo.

Tras arrestarlo anoche y registrar su vivienda, la policía "asume que el motivo es islamista. Las pruebas relevantes fueron incautadas en su casa", añadió.

El acusado admitió haber intentado el pasado sábado agredir físicamente al presidente de la comunidad judía de Graz (a unos 200 kilómetros al sur de Viena), Elie Rosen, cuando éste lo interpeló al ver que estaba armado con una piedra y un palo.

El hombre se aproximó con actitud agresiva a Rosen, que logró subir a su coche y marcharse del lugar sin sufrir daños. El agresor consiguió solo apalear el vehículo varias veces con un palo que según la policía resultó ser la pata de un sillón.

Nehammer aseguró que el arrestado también reconoció haber dañado horas antes con piedras varias ventanas de la sinagoga de Graz, en cuya fachada realizó el miércoles una pintada propalestina.

Fue asimismo el autor de ataques similares contra una iglesia católica y contra un centro de la comunidad LGTBI en la misma ciudad, donde causó daños materiales, añadió el ministro.

"Es una persona que rechaza la forma de vida de la sociedad austríaca en su conjunto. Es un antisemita islamista radicalizado, y además homófobo", declaró el ministro.

En alusión al pasado de Austria bajo el nacionalsocialismo, el político conservador destacó "la responsabilidad histórica" de su país hacia el pueblo judío.

Nehammer aseguró que se reforzarán las medidas de seguridad de las instituciones de la comunidad judía en Austria, con una vigilancia permanente de las sinagogas en todo el país.

El ministro resaltó el "orgullo" de que sea "nuevamente posible la vida judía" en la república alpina, después de haber sido perseguida, reprimida y anulada por el régimen nazi entre 1938 y 1945.

Desde la anexión de Austria por el Tercer Reich de Adolf Hitler en marzo de 1938 y el fin de la Segunda Guerra Mundial, fueron asesinados más de 65.000 judíos austríacos, mientras que otros 135.000 lograron huir a tiempo.

La Alemania nazi acabó asesinando a unos seis millones de judíos europeos, entre ellos, unos 1,5 millones de niños.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Junio 2021
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD