27-08-2020 / 15:10 h EFE

El Parlamento ha aprobado una ley que incluye la obligación del Gobierno Foral a establecer para el curso 2020-2021 una reducción de jornada a los docentes y orientadores mayores de 57 años y a aumentar las horas para la función directiva, dos de los principales puntos del Pacto Educativo.

Este punto ha sido introducido como una enmienda presentada conjuntamente por Navarra Suma y Geroa Bai, y que ha contado con el apoyo de EH Bildu, a la Ley Foral derivada del Decreto de Ley Foral 7/2020 con medidas extraordinarias para responder a la crisis del Covid 19.

El Gobierno tendrá que reducir a partir de este curso la jornada lectiva de profesores y orientadores mayores de 57 años en 3 sesiones (4 en Infantil), sustituyendo la docencia directa por la realización de trabajo personal sin reducción retributiva y compensándose con las horas asignadas al centro, y estará exento del cuidado de recreos.

Asimismo, se dotará de horario adicional para la función directiva de los centros públicos.

En la enseñanza concertada los docentes con más de 57 años tendrán derecho a una reducción de dos horas lectivas de la jornada máxima lectiva semanal de docencia directa hasta su jubilación.

Si en el intervalo de tiempo entre los 57 años y la edad de jubilación cumple con las condiciones para acceder a la jubilación parcial anticipada, las dos horas pasarán a ser cuatro durante los cuatro años anteriores a la edad prevista de la jubilación parcial anticipada.

Una vez alcanzada la edad y demás requisitos exigidos para poder acogerse a la jubilación parcial anticipada la reducción podrá aplicarse hasta que finalice el curso escolar correspondiente a aquel en el que hayan alcanzado todos los requisitos.

El departamento de Educación admitirá un contrato a tiempo parcial y asumirá el coste de la correspondiente cotización a la Seguridad Social, que consista en una reducción de la jornada de trabajo y salario al profesorado contratado incluido en pago delegado a quien quiera acogerse a la jubilación parcial anticipada.

Además, se le abonará el complemento necesario para garantizar un salario que, sumado a lo que perciba de la Seguridad Social, no sea inferior al que le correspondería con la jornada que tuviera en pago delegado.

El líder de Navarra Suma, Javier Esparza, ha calificado de “éxito” la aprobación de esta enmienda gracias al acuerdo alcanzado con Geroa Bai, al que ha agradecido su valentía, y ha deslegitimado las críticas del resto de grupos asegurando que lo único que buscan es “garantizar los derechos de los trabajadores de la red pública y concertada de Navarra”.

Esparza ha tildado de “indecente” las amenazas vertidas ayer por el PSN asegurando que la aprobación de esta enmienda implicará que no se puedan construir dos colegios echándole en cara que “no tienen 1 millón de euros para los trabajadores de la enseñanza pública y concertada” pero sí “6 millones para poner a dedo a 100 amiguetes suyos”.

María Solana, de Geroa Bai, ha asegurado que “es mentira que la enmienda venga a blindar la educación concertada” y ha considerado que “no hay invasión competencial”, como se les ha recriminado, ya que “en ningún momento modifica la legislación estatal, la regulación general de la Seguridad Social ni tampoco las condiciones de acceso a la jubilación parcial”.

Crítico con la enmienda, el portavoz del PSN, Ramon Álzórriz, ha considerado que “ataca a los cimientos de la educación pública de nuestra tierra en un momento especialmente delicado” y ha augurado, tendrá problemas jurídicos puesto que “este Parlamento no tiene competencias para regular las condiciones laborales de los trabajadores de una empresa concertada”.

Alzórriz ha atacado por esto directamente a Solana, consejera de Educación en la pasada legislatura, acusándole de llevar a cabo una “maniobra vergonzosa y traicionera" que "pretende tapar su incompetencia y sus promesas y acuerdos incumplidos en la anterior legislatura” y se ha aliado con los que Geroa Bai llama “rancios” y “malvados de la derecha”, ha señalado.

Mikel Buil, de Podemos Ahal Dugu, se ha mostrado también crítico con la actitud de Geroa Bai echándole en cara que “dentro de una coalición es importante mantener las formas” y advirtiendo que “a esto podemos jugar todos” y que hay asuntos en materia de vivienda, derechos sociales o medio ambiente con los que “seguro que podríamos llegar a algún acuerdo” con Navarra Suma.

Desde IE Marisa de Simón ha denunciado que “hoy las derechas foralistas y nacionalistas” han pactado para “sacar dinero para la patronal de la enseñanza privada” y ha avisado a los grupos proponentes que esto “es competencia del estado, saben que se puede recurrir y que lo más probable es que se gane el recurso”.

También ha criticado a Geroa Bai por su pacto al considerar que se trata “casi de un golpe de Estado” y ha considerado que “el acuerdo programático se está incumpliendo y se está ensuciando”.

Por su parte Bakartxo Ruiz, de EH Bildu, se ha mostrado a favor de estas medidas incluidas en el Pacto de Educación y ha recordado al Gobierno que "los acuerdos hay que cumplirlos”.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2021
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD