27-08-2020 / 20:00 h EFE

El cribado realizado en la planta de la empresa cárnica UVESA de Tudela, tras detectarse varios casos de COVID-19 entre su personal, ha permitido confirmar 175 nuevos positivos, lo que le convierte en el brote más importante en el ámbito laboral registrado hasta el momento en la Comunidad Foral.

La situación de "inseguridad" ante la COVID-19 de los trabajadores de esta planta procesadora de aves fue denunciada ante la Inspección de Trabajo por CCOO, que ha apuntado que las cifras conocidas este jueves constatan que el 20 % de la plantilla ha dado positivo, puesto que esos 175 positivos habría que sumar 22 personas más que ya tenían el coronavirus.

En su denuncia el sindicato alertaba del incumplimiento de las medidas de seguridad básicas como distanciamiento o uso de mascarilla, tanto en las líneas de producción como en el espacio de comedor.

La situación de la planta ha llevado a la realización de un cribado, con un "número importante" de pruebas, pero no a la totalidad de la plantilla, según apuntaba este miércoles la consejera de Salud, Santos Induráin, quien precisaba al respecto que es algo voluntario y además hay personas de vacaciones.

Finalmente, según ha comunicado este jueves el Gobierno Foral, han sido 175 los positivos detectados entre las 640 muestras provenientes del cribado especial realizado en la factoría.

El departamento de Salud estudia con los directivos de la empresa las medidas a tomar, mientras que desde CCOO se solicita al Ejecutivo Foral que dictamine el cierre cautelar de UVESA ante el "evidente riesgo de propagación del virus entre el conjunto de la plantilla y la población en general".

Por su parte, los técnicos de Salud Pública y Laboral y los equipos de Atención Primaria trabajan en una intervención integral y específica en cuanto a rastreo, seguimiento de contactos, aislamientos y test en este brote laboral con ramificaciones socio-familiares ya con una óptica geográfica y social más amplia.

Una parte de las personas que han dado positivo reside en comunidades o provincias limítrofes (Aragón, Soria y La Rioja), lo que añade un elemento más de complejidad a la gestión procedimental y práctica de este brote, hasta el momento el más importante en el ámbito laboral registrado en la Comunidad Foral.

Esta doble realidad, señala el Gobierno navarro, complica el análisis habitual por zonas geográficas y tramos de edad, ya que el perfil de la plantilla chequeada y su volumen de positivos condiciona estos parámetros.

Al margen de este cribado específico, a través del sistema ordinario de vigilancia en la Comunidad Foral ayer se detectaron otros 78 nuevos casos confirmados de COVID-19, que son los que se han reportado al ministerio este jueves.

Desde el punto de vista epidemiológico, se produjeron en Navarra 10 nuevas hospitalizaciones por COVID-19 como causa principal de ingreso y no se registró ningún nuevo fallecimiento por el coronavirus, por lo que 533 es la cifra acumulada de muertes confirmadas por este virus, desde el inicio de la pandemia.

En la red hospitalaria de Navarra permanecen 64 personas ingresadas con COVID-19, 8 de las cuales se encuentran en puestos UCI y otras 7 en hospitalización domiciliaria. Los 49 pacientes restantes están en planta y se dieron 5 altas de ingresados “por” o “con” coronavirus que estaban hospitalizados en camas reservadas para esa tipología sanitaria.

En cuanto al sistema de detección precoz y seguimiento de casos y contactos estrechos, se realizaron 2.444 pruebas PCR en la red sanitaria pública, un 9,9 % de las cuales dieron positivo. De manera provisional, el reporte al Ministerio de Sanidad de casos positivos acumulados se sitúa en 9.250, pendiente del ajuste correspondiente.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2021
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD