29-08-2020 / 19:49 h EFE

El norte de la provincia de Cáceres vuelve a ser víctima del fuego un año más, y ya son muchos, con los dos incendios forestales declarados en sus comarcas más importantes, Las Hurdes y el Valle del Jerte, donde, sin tregua para combatir las llamas, se reviven miedos de un pasado marcado por este enemigo.

Ambas comarcas, unidas a la comarca de la Vera, la sierra de Gata y el valle del Ambroz, principalmente, conforman un territorio de vida y naturaleza que en numerosas ocasiones y años ha visto truncado su paisaje, su 'modus vivendi' y el alma de sus habitantes.

Medio aéreos y terrestres trabajan en controlar y extinguir tanto el incendio, de origen intencionado, que afecta a la sierra de Tormantos, que delimita las comarcas de La Vera y el Valle del Jerte, como al localizado en la pedanía de Aldehuela, en Las Hurdes.

No es la primera vez, no. Son muchos los incendios forestales, algunos de grandes dimensiones, como los de la Sierra de Gata en 2015, con 7.833 hectáreas calcinadas, y 2012, con 677 hectáreas asoladas y en el que un militar de la UME falleció, así como el de Torrecilla de los Ángeles en 1991, intencionado, con 7.120 hectáreas de superficie forestal arrasada.

Otros muchos han sido algo menores, como el ocurrido en Las Hurdes en 2002 (2.250 hectáreas afectadas), y hasta muy inferiores con respecto a estas cifras, pero la aparición del fuego siempre ha puesto el corazón en un puño a quienes viven y trabajan en las decenas de municipios y pedanías que conforman el norte cacereño.

El incendio iniciado este pasado jueves en la sierra de Tormantos (Cabezuela del Valle), que delimita las comarcas cacereñas de La Vera y el Valle del Jerte, afecta a los términos municipales de Garganta la Olla, Jerte y Aldeanueva de la Vera.

Tres municipios que en los últimos años han sentido el fuego muy cerca. En septiembre de 2019, tres incendios devoraron 200 hectáreas en Villanueva, Aldeanueva y Garganta la Olla, con el añadido de que estas dos últimas localidades registraron un incendio forestales en 2016 que afectó a unas 350 hectáreas de matorral, monte bajo y robledal. Además, otros incendios también se registraron en Garganta la Olla en los años 2017 y 2018.

En este último año (2018), un incendio en Guijo de Santa Bárbara obligó al Plan Infoex a desplazar hasta once medios aéreos, y la alquería hurdana de La Fragosa, en el término municipal de Nuñomoral, también vivió de cerca el fuego. Un año en el que un total de 23 personas fueron detenidos e investigadas por incendios forestales en 2018 en Extremadura.

Un año después, el fuego afecto a los términos municipales de La Garganta, Torrecilla de los Ángeles, Collado de la Vera, Garganta la Olla, Hervás, Villanueva de la Vera y Calzadilla, entre otros. Solo entre el 14 y el 21 de agosto del pasado año, la comarca de Sierra de Gata registró 19 incendios.

En 2019, la Guardia Civil detuvo a 34 personas por su supuesta implicación en la comisión de incendios forestales en Extremadura.

La campaña contra incendios durante la época de peligro alto finalizó el pasado año con 3.485,28 hectáreas quemadas en el conjunto de Extremadura, de las que solo 248 eran de superficie arbolada. Fue el segundo mejor dato de la última década.

Sin extenderse en el tiempo, el pasado mes de julio los efectivos del Plan Infoex tuvieron que actuar en incendios menores en Cachorrila, Ovejuela de las Huredes, Gujo de Galisteo y Pinofranqueado.

Pero la constancia no solo es de los incendios, también de quienes año tras año trabajan por sofocar los incendios en estas comarcas del norte de Cáceres, como los agentes forestales, los retenes, las brigadas, los profesionales de los medios aéreos, las Policías Locales, la Guardia Civil, los voluntarios, Cruz Roja... y la UME.

La Unidad Militar de Emergencias perdió a Alberto Guisado Majano, cabo primero de 35 años, en el incendio de la sierra de Gata en 2012, donde también resultaron heridos otros tres de sus integrantes. A pesar de este duro golpe, la UME ha participado en numerosas actuaciones en Extremadura, incluida la operación de retirada de 'camalote' del río Guadiana.

Por esta última labor, la UME recibió la Medalla de Extremadura. Del agua del Guadiana al fuego de la montaña... el maldito fuego.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2020
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD