30-08-2020 / 14:29 h EFE

El Instituto Valenciano de Atención Social-Sanitaria (IVASS) ha puesto en marcha un nuevo servicio piloto especializado en alteración grave de la conducta o problemas de salud mental dirigido a las personas con diversidad funcional intelectual de las viviendas tuteladas.

La directora general del IVASS, Noelia Martí, ha explicado en un comunicado que "se trata de un proyecto piloto que nace con el objetivo de ofrecer atención e intervención clínica psicológica y psiquiátrica en el entorno habitual de las personas usuarias de las viviendas tuteladas de la entidad que presenten diagnóstico dual".

La red de viviendas del IVASS está formada por cinco recursos comunitarios. En concreto, dos viviendas tuteladas asistidas y tres viviendas supervisadas de promoción de vida independiente, donde residen 28 personas con diversidad funcional intelectual.

También se realiza apoyo puntual a otras cuatro viviendas donde residen personas que anteriormente pasaron por la red y que se emanciparon.

El servicio cuenta actualmente con una plantilla de 16 profesionales para todo ello.

Martí ha incidido en que el nuevo servicio busca dar respuesta a estas personas y sus familias, ya que las usuarias y usuarios que presentan manifestaciones conductuales complejas, junto con posibles sospechas de trastorno mental, requieren de servicios de profesionales clínicos especializados en salud mental y discapacidad intelectual en coordinación con la red de salud mental comunitaria.

Según la responsable del IVASS, existe consenso internacional sobre la relevancia de los trastornos mentales y los problemas conductuales en la atención integral a las personas con diversidad funcional intelectual, así como su mayor vulnerabilidad.

De hecho, la investigación actual aporta datos de prevalencia que oscilan desde un 10 % hasta un 40 % de personas con diversidad funcional intelectual que presentan problemas de salud mental, en tasas más altas que la población general.

En 2019, el IVASS realizó un estudio pormenorizado, sobre una muestra de 486 personas adultas con diversidad funcional intelectual usuarias de las residencias de la entidad, sobre problemas de conducta, alteración mental o comportamental, y en él se confirmaron las conclusiones de los estudios más actuales.

A pesar de dicha evidencia, en la mayoría de las ocasiones, se produce el conocido "efecto eclipsador" de la enfermedad mental y la conducta problemática, atribuyéndose erróneamente los síntomas a la propia diversidad funcional intelectual por falta de una evaluación diagnóstica adecuada y de tratamientos individualizados globales.

Martí ha reiterado que este nuevo servicio piloto se constituye también como "un apoyo específico para el equipo de profesionales de atención directa de la red de viviendas tuteladas", al ofrecerles formación específica, pautas y metodologías de abordaje que incrementen el bienestar emocional y la inclusión social" de los usuarios.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD