02-09-2020 / 13:19 h EFE

El paro ha subido en agosto en el País Vasco en 3.090 personas hasta las 146.450, un desempleo que afecta especialmente a la hostelería, al comercio y a la educación.

Tras el descenso de julio, el paro registrado en agosto ha vuelto a repuntar en el País Vasco, en el segundo mes completo en el que no ha estado en vigor el estado de alarma por la COVID-19.

Por territorios, Álava es el que mayor aumento porcentual ha registrado en agosto, un 3,41 %, con 823 parados más que en julio y una cifra total de desempleados de 24.987.

En Gipuzkoa, el paro subió el 1,94 %, lo que deja la cifra total en 39.822, al contabilizar 759 parados más, mientras que Bizkaia ha registrado una subida del 1,88 %, ya que el paro ha subido en 1.508 personas hasta situarse en un total de 81.641 personas.

Tras conocer estos malos datos, el Gobierno Vasco ha destacado que hay "indicios" de recuperación de empleo en la industria pero ha reconocido que esta recuperación no ha llegado a la hostelería, al comercio y a la educación, así como a otros sectores más castigados por la crisis sanitaria en los que se auguran "nuevos nubarrones", según el director de servicios generales de Lanbide, Néstor Arana.

Arana ha admitido que los datos del desempleo y los expedientes de regulación de empleo temporales (ERTE) demuestran que estos tres sectores "siguen pasándolo muy mal" y es "difícil prever cuándo amainará la tormenta".

Al acabar agosto 30.045 personas permanecían en ERTE, el 16 % del total de los 188.511 trabajadores que han resultado afectados por esta figura laboral desde el inicio de la pandemia.

El 80 % del total de empleados adscritos a los ERTE ya se han incorporado a sus puestos laborales mientras que un 4,55 % han pasado al desempleo.

Por su parte, los sindicatos vascos han destacado que en Euskadi tanto la evolución mensual como la anual del desempleo han sido peores que la media estatal, unos datos ante los que ELA y LAB han reclamado un cambio de políticas y UGT y CCOO más diálogo social.

ELA ha opinado que los efectos de la Covid-19 han agravado la crisis económica y social latente que existía antes de la pandemia. Ante ello, "es necesario un cambio sustancial de las políticas que se vienen aplicando. Ahora más que nunca ELA subraya que el empleo se defiende peleando por las condiciones laborales y por un reparto justo de la riqueza".

LAB ha destacado que la pérdida de empleo está siendo brutal en estos últimos meses: "Los efectos de la crisis sanitaria en la economía, las elevadas tasas de temporalidad y el empleo precario han dejado una situación lamentable en relación al empleo".

LAB no espera un "cambio de rumbo" por parte del Gobierno Vasco que se constituirá esta semana y ha apostado porque "se tomen decisiones políticas situando las vidas en el centro. Se puede crear empleo de calidad, siempre que situemos la sostenibilidad y el desarrollo de la vida en el centro y no los intereses económicos de unos pocos".

Para CCOO-Euskadi, el diálogo social, la negociación colectiva, así como una apuesta profunda por los servicios públicos, siguen siendo las herramientas para la salida de esta crisis.

Comisiones ha reclamado al nuevo Gobierno vasco el fortalecimiento de la mesa de diálogo social, en cuyo seno, según el sindicato, se debe abordar la elaboración de una ley vasca de empleo y una nueva Estrategia vasca de Empleo consensuada con los agentes sociales que haga frente a la nueva realidad.

También UGT-Euskadi ha instado al Gobierno vasco, una vez de que se constituya, a retomar con urgencia la mesa de diálogo social, con voluntad de mejorar el empleo.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2022
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD