02-09-2020 / 15:50 h EFE

La Asociación Española de Pediatría (AEP), que ha pedido a escuelas y padres "responsabilidad y rigurosidad" en el cumplimiento de las medidas en la vuelta a las aulas, ha recomendado el uso obligatorio de mascarilla para mayores de 6 años y prestar atención psico-pedagógica a alumnos con patología crónica o problemas de integración y aprendizaje.

En un comunicado, la AEP informa de que ha actualizado su propuesta de recomendaciones generales del pasado mayo y ha incluido la necesidad de que los alumnos de entre 3 y 6 años se incorporen desde el principio, pese a que anteriormente había sugerido que fueran los últimos en entrar en las aulas.

La Asociación cree que "los padres han de ser responsables a la hora de llevar a sus hijos a la escuela si estos presentan algún síntoma, por leve que sea" y reconoce la importancia de la experiencia vital asociada al modelo educacional tradicional basado en la asistencia a las aulas, según su presidenta María José Mellado.

En cuanto a los menores con patologías crónicas, indican que "no hay evidencia científica suficiente que asegure que no pueden ir al colegio en la situación epidemiológica actual", aunque dejan en manos del pediatra especialista la decisión sobre situaciones especiales de gravedad.

-USO DE MASCARILLAS

Los pediatras establecen que "en la medida de lo posible, los niños mayores de 6 años, así como todos los adultos, deben llevar mascarillas mientras estén en las aulas”, así como durante la práctica de actividades deportivas -debido al aumento de las excreciones- o en el patio.

En cuanto a los más pequeños, el doctor Quique Bassat, coordinador del Grupo de Trabajo de la AEP para la Reapertura de la Escolarización, sugiere que se “intente sembrar la cultura de la protección y que vayan aprendiendo a usarla sin forzar”.

- ATENCIÓN PSICOPEDAGÓGICA

La Asociación considera "fundamental" durante este curso académico la labor de los equipos psico-pedagógicos y de orientación escolar e insiste en que su interés debe de ir "más allá de los resultados académicos-curriculares".

Instan a ser "especialmente sensibles" a las necesidades de alumnos con una patología crónica, problemas de integración o de aprendizaje, así como al posible impacto emocional o conductual derivado de las medidas de confinamiento o de las circunstancias familiares de adversidad o de vulnerabilidad social, con especial atención a la pobreza y a cualquier forma de maltrato”, según Bassat.

- GUARDERÍAS Y ESCUELAS INFANTILES DE 3 A 6 AÑOS

Son consideradas las áreas que suponen un mayor riesgo de contagio o transmisión del coronavirus por la dificultad de cumplir el distanciamiento social debido al estrecho contacto entre profesor y alumno.

Por ello, los pediatras recomendaron en mayo que este grupo de alumnos fuera el último en volver a las aulas, aunque ahora apuestan por su vuelta a clase desde el principio en base al conocimiento acumulado sobre la transmisión desde un niño infectado, y el reconocimiento explícito de la importancia de que estos menores también puedan beneficiarse de la educación presencial.

Para reducir riesgos, la Asociación recomienda que los grupos se limiten en número y que las actividades colectivas como patio, comedor o siesta sean independientes para cada uno de ellos.

"Los profesores de escuelas infantiles deben disponer del adecuado equipo de protección en el contacto directo con cada niño, en las actividades de juego, estimulación, alimentación o cambio de pañales", insiste la AEP.

- EDUCACIÓN PRIMARIA (6-12 AÑOS)

Se recomienda flexibilizar el horario de entrada y salida a los colegios, reducir el tiempo presencial en la medida de lo posible, establecer, si fuese preciso, horarios por turnos y combinar períodos de actividad académica presencial con la no presencial.

Los pediatras consideran que para estos alumnos se puede incrementar la ratio, siempre que aumenten las distancias de seguridad, la higiene y la vigilancia de casos y diagnóstico-aislamiento-cuarentena.

Apuesta por el uso de mascarillas, pero no por el de guantes, ya que "puede facilitar la transmisión".

- EDUCACIÓN SECUNDARIA (12-16 AÑOS)

Tras resaltar que existe un nivel de riesgo de contagio más alto para este grupo, subraya la necesidad de seguir de forma "escrupulosa" las medidas de seguridad, ya que los adolescentes pueden ya ser más proclives a una enfermedad más parecida a la de los adultos.

Considera necesario combinar de "forma adecuada" la educación presencial y la remota para no incidir en las inequidades actuales en relación al nivel socioeconómico, sobre todo considerando la ya existente brecha digital.

- RECOMENDACIONES ESPECÍFICAS

Los pediatras insisten en la necesidad de que los estudiantes, docentes y el personal del centro enfermos no acudan a la escuela así como que se exija el lavado regular de manos y las aulas sean ventiladas con frecuencia.

Consideran imprescindible limitar el número de personas por aula para garantizar la distancia de seguridad y urgen a establecer criterios claros para no acudir al centro educativo tanto para alumnos como para adultos divididos en criterios clínicos (malestar, síntomas respiratorios, diarrea o fiebre) y de laboratorio que evidencien una infección activa.

Además, piden que los centros tengan un plan de acción claro para gestionar nuevos casos, que establezcan un plan para escalonar el inicio y el final de la jornada escolar, y que promuevan internamente la diseminación de información relacionada con la COVID-19.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD