03-09-2020 / 13:50 h EFE

Miquel Buch ha atribuido su cese como conseller de Interior a los cambios que impulsa el presidente Quim Torra para afrontar la situación tras la vista sobre su inhabilitación, que habría entendido el pasado año por los disturbios tras la sentencia del 'procés', pero no ahora, y se ha defendido: "Alguien tiene que hacer este trabajo, aunque los tuyos te digan de todo".

Horas después de que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, le anunciara su destitución como conseller de Interior, Buch ha reconocido que le sabe mal su cese, aunque lo acepta "deportivamente", y ha resaltado que asumió una cartera que rehuyen muchos políticos, porque se afronta una labor "incomprendida, muy debatida y muy criticada".

Buch, que ha roto a llorar al recordar el apoyo de su familia durante sus dos años en el departamento, ha descartado que su cese obedezca a motivos políticos por la crisis entre el PDeCAT y JxCAT y ha reconocido que discreparon con Torra por la gestión de los disturbios tras la condena a la cúpula del 'procés', en octubre pasado, por lo que habría entendido que le destituyeran entonces, pero no ahora.

El conseller ha defendido su legado en Interior, donde llegó con su predecesor -Joaquim Forn- en la cárcel y con toda la cúpula del departamento pendiente de juicio por el 'procés', y ha asegurado que en ningún momento se ha planteado ordenar a los Mossos d'Esquadra como tenían que actuar, al igual que el conseller de Salud no le dice a un médico cómo tiene que operar.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2021
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD