03-09-2020 / 22:39 h EFE

El Real Monasterio de Santa María de Guadalupe, en la localidad cacereña de Guadalupe, estrena iluminación ornamental, tras culminar el proyecto desarrollado por Iberdrola para revitalizar uno de los mayores símbolos arquitectónicos de Extremadura, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1993.

La inauguración de la nueva iluminación ha contado con la asistencia del presidente de Iberdrola, Ignacio Galán; el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara; el ministro provincial de la Provincia Franciscana de la Inmaculada Concepción, Fr. Juan Carlos Moya; y el alcalde de Guadalupe, Felipe Sánchez Barba.

En su intervención, Ignacio Galán ha explicado que esta labor de conservación del patrimonio histórico-artístico permite "contribuir a difundir nuestros orígenes y nuestra cultura y a promover un turismo de calidad que será clave para la recuperación económica de comarcas" como a la que pertenece Guadalupe.

Ha añadido que potenciar el desarrollo económico y social es para Iberdrola "una responsabilidad y un compromiso", con el que crean "valor sostenible en todas las regiones" en las que están presentes, según informa la compañía en un comunicado de prensa.

Los trabajos realizados por Iberdrola en los últimos cuatro meses potencian los volúmenes del conjunto arquitectónico -con estilos gótico, mudéjar, renacentista, barroco y neoclásico- y realzan sus alturas y profundidades, tras reforzar los cuerpos superiores del Monasterio: torres, fachada principal con sus cresterías y cimborrio.

El proyecto contribuye también a la sostenibilidad, al mejorar la eficiencia energética un 60 % y evitar la emisión de 5,3 t CO2 al año.

La iluminación combina el uso de la tecnología LED más avanzada, con una cuidada instalación y el control del resplandor luminoso nocturno. Asimismo, se ha ampliado el perímetro lumínico del Monasterio, con la instalación de 197 proyectores.

Esta iniciativa está enmarcada en el programa conmemorativo del XXV Aniversario de la declaración del Real Monasterio como Patrimonio de la Humanidad.

A través del Programa de Iluminaciones de su fundación, la compañía ha actuado en más de 40 monumentos en España, entre ellos, el histórico Puente Romano de Alcántara, en Cáceres; la fachada del Congreso de los Diputados, en Madrid; la Catedral de Ávila, o el interior de la Catedral Nueva de Salamanca.

La actuación en Guadalupe forma parte del compromiso de Iberdrola con la creación de valor en las comunidades donde opera, como es el caso de Extremadura, convertida en centro de su estrategia de desarrollo renovable en España, donde desarrollará 2.000 MW renovables hasta 2022.

Tras la puesta en marcha de la planta fotovoltaica más grande de Europa, Núñez de Balboa, Iberdrola afronta en los próximos meses la construcción de siete proyectos renovables en la región, con una capacidad total de 728 MW.

Asimismo, mantiene en tramitación la planta Francisco Pizarro (590 MW). Estas actuaciones conllevarán una inversión superior a 1.500 millones de euros y la creación de miles de empleos en la comunidad, destaca la compañía.

En Extremadura, gestiona ya una decena de instalaciones energéticas, que alcanzan los 3.600 MW instalados y cuenta con más de 12.000 km de líneas eléctricas, con las que da servicio a más de 350.000 clientes.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD