04-09-2020 / 17:00 h EFE

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha asegurado que le gustaría que hubiera "un escenario de cierta previsibilidad presupuestaria" de cara a los próximos cuatro o seis años, para que todas las comunidades autónomas supieran cómo moverse.

Fuentes del Gobierno regional han informado a Efe de que este ha sido uno de los planteamientos que ha realizado García-Page en la Conferencia de Presidentes que ha tenido lugar este viernes de forma telemática.

El jefe del Ejecutivo autonómico ha destacado la necesidad de contar con un "presupuesto previsible" para el ejercicio 2021, pero también para los próximos años, y ha añadido que, de lo contrario, no se podrán tener "certezas" a la hora de elaborar los presupuestos regionales.

Posteriormente, en rueda de prensa en el Palacio de Fuensalida, en Toledo, García-Page ha ahondado en esta idea y ha considerado "esencial" establecer "un escenario de perspectiva" y de "cierta estabilidad presupuestaria" que ofrezca certidumbre al sector económico.

Ha dicho que si en la Unión Europea (UE) ha sido capaz de conseguir un acuerdo presupuestario y global de siete años, este objetivo "tendría que ser al menos el mínimo para conseguir en España, para no tener que estar mercadeando", por lo que ha instado a "dejar aparte los intereses partidistas".

Los gobiernos autonómicos están para "ayudar, empujar y cooperar en un acuerdo nacional", ha dicho.

Es momento de ejercer "un patriotismo necesario y sensato" que, a su juicio, debiera significar, por un lado, un acuerdo global para dar viabilidad y sostenibilidad a los 140.000 millones de euros que se han conseguido de Europa y, por otro, "un escenario de previsibilidad" que permita a las autonomías tener sus propios presupuestos y a los ayuntamientos no solo tener sus cuentas sino también contar con el superávit y el remanente que vienen acumulando durante años.

"La clave planteada es prudencia, cautela, precaución, responsabilidad, pero futuro, esperanza, perspectiva", ha resaltado García-Page, quien ha insistido en la importancia de que haya "coordinación nacional y armonización con el conjunto de las autonomías" y en la necesidad de cooperar.

Además, ha apostado por que la financiación especial para paliar los efectos del COVID-19 no se mezcle con la financiación autonómica, problema que se mantiene desde hace casi ocho años, a pesar de los distintos gobiernos.

"Lo que no quisiéramos es que ahora se consolide un mecanismo extraño, no hablado y no negociado, de financiación que no tenga en cuenta la justa redistribución del esfuerzo", ha aseverado.

El presidente castellanomanchego ha explicado que lo que la mayoría de las autonomías le han pedido hoy al presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, es que los fondos de compensación por el COVID-19 se otorguen "en función del mapa del virus", de manera que "donde más ha afectado, más ayuda".

García-Page también ha planteado que la financiación que llegue de la UE para relanzar la economía se haga "en total complicidad con la empresa y con el sector privado", pues, a su parecer, este dinero tiene que servir para estimular nuevas inercias económicas y empleos, y apoyar y estimular al sector empresarial.

Finalmente, ha abogado por que de aquí a diciembre "se definan con claridad las coordenadas con las que España quiere reinventarse" con esta aportación extraordinaria: "Parches no, no se trata de tapar baches, sino de aprovechar el dinero para tomar impulso y para hacer cambios”, ha concluido.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2021
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD