04-09-2020 / 19:39 h EFE

La Casa Palacio de la Inquisición, de Argamasilla de Calatrava, ha sido reabierta como espacio cultural, para conciertos, exposiciones y lugar de reuniones de colectivos y asociaciones culturales del municipio, tras la remodelación del ayuntamiento con la colaboración de la Diputación provincial.

La actuación principal de esta Casa Palacio, que data del siglo XVII, ha consistido en la adecuación del patio, que ahora presenta una galería de dos metros de ancho alrededor de buena parte del mismo y deja una zona diáfana en su centro, manteniéndose la cueva y también la tinaja subterránea como elementos visibles desde la superficie.

Precisamente, este nuevo espacio se estrenó este jueves por la noche como lugar de exposiciones con la muestra fotográfica que repasa los principales hitos de la rehabilitación y que este viernes y mañana, sábado, podrá visitarse en jornadas de puertas abiertas.

También quedó bautizado como sala de recitales musicales al aire libre, en este caso con el cante más puramente flamenco, que interpretó Quintín Zamora bajo los acordes de guitarra de 'Niño Chavolena', con el que se cerró el acto inaugural al que asistieron, junto a la alcaldesa, Jacinta Monroy, el presidente de la Diputación de Ciudad Real, José Manuel Caballero, entre otros.

El arqueólogo Germán Esteban ha valorado el edificio como "el inmueble histórico más importante de la villa" que pudo ser propiedad de algún miembro del Santo Oficio.

De ahí que, conforme a la memoria histórica que guarda la colectividad rabanera, se le atribuyese la denominación de Casa de la Inquisición, un inmueble que en su origen debió ocupar toda la manzana y que también estuvo muy relacionado con la con la Obrería de la Orden de Calatrava, que estaba muy vinculada a la Villa de Argamasilla.

Su fachada está presidida como "elemento más destacado", incluso de todo el conjunto patrimonial, por un escudo nobiliario "con muchos simbolismos", ha precisado Esteban, para quien dicha inscripción "señala sobre todo la pertenencia de la casa a un linaje noble y la importancia que el edificio pudo tener a nivel social dentro de la villa", también por su vinculación a la Orden de Calatrava y al Maestrazgo de la Obrería.

La alcaldesa, Jacinta Monroy, ha agradecido y felicitado a todas las partes que han hecho posible este anhelo, y en particular a Germán Esteban por haber sido ese "nexo de unión entre la protección de la Casa-Palacio de la Inquisición y que pudiésemos rehabilitarla porque chocaban frontalmente los proyectos que se hacían con la conservación de la casa".

Por su parte, el presidente de la Diputación provincial ha felicitado a la alcaldesa y a la Corporación rabanera "por esta iniciativa de recuperar un espacio de su patrimonio y ponerlo al servicio del uso público, que se va a disfrutar, se va a vivir y cuyo valor histórico sin duda se realza con esa utilización ciudadana".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2021
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 30        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD