08-09-2020 / 13:59 h EFE

La forma “quimiofobia” es preferible a la alternativa “quimifobia”, para aludir a la aversión o el temor a las sustancias químicas y a los productos que las contienen, señala la Fundación del Español Urgente, promovida por la Agencia EFE.

En los medios, es posible encontrar este término escrito de ambas maneras: “La quimiofobia, la ‘moda absurda’ que indigna a los científicos” y “Quimiofobia: los riesgos de temer en exceso a los químicos” o “Quimifobia: ¿solo lo natural es bueno?” y “Que la quimifobia no te paralice”.

Estas voces son neologismos que se están empleando para aludir al miedo exagerado a las sustancias químicas y a los productos que las contienen. Formalmente, “quimiofobia” está compuesta por el elemento compositivo “quimio-”, que, según el diccionario académico, ‘indica relación con la química, sus productos y sus procesos’, y “–fobia”, que significa ‘aversión’ o ‘rechazo’.

Aunque la alternativa “quimifobia” no resulta incorrecta porque es una palabra formada por acronimia que, como tal, no es censurable, se prefiere la forma “quimiofobia” que emplea el prefijo “quimio-“ íntegro, como se hace en otros términos formados con él (“quimioterapia” o “quimiosíntesis”).

Por ello, los dos primeros ejemplos se consideran adecuados, pero en los dos últimos habría sido preferible escribir “Quimiofobia: ¿solo lo natural es bueno?” y “Que la quimiofobia no te paralice”.

La Fundéu (www.fundeu.es), que trabaja asesorada por la Real Academia Española y cuyo principal objetivo es el buen uso del español en los medios de comunicación, cuenta con la colaboración, además, del Instituto Cervantes, la Fundación San Millán, Accenture y Prodigioso Volcán.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD