09-09-2020 / 21:59 h EFE

El partido de la Liga Asobal entre el Logroño y el Nava ha sido el primer espectáculo con público que se ha celebrado en el Palacio de los Deportes de La Rioja desde el inicio de la pandemia y ha contado con menos de medio millar de aficionados.

Al pabellón podían acceder 500 aficionados cifra que no se ha alcanzado, aunque el Logroño mantiene a la venta abonos para los próximos cuatro partidos que disputará en su campo, que son en los que tiene autorizado la presencia de público.

Todos los aficionados han pasado por un control de temperatura y se han lavado con gel en la puerta de entrada, han estado obligados a llevar mascarilla en todo momento y tenían prohibido llevar comida.

Además han tenido que sentarse separados, lo que, por momentos ha ofrecido una imagen "desangelada" de la instalación, que tiene capacidad para casi 4.000 aficionados, y a que diera la sensación de que se jugaba un encuentro de pretemporada.

Pero al menos han podido animar y ver un triunfo de su equipo medio año después de que parara la competición.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2020
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD