10-09-2020 / 20:40 h EFE

Decenas de vecinos del distrito de Carabanchel se han concentrado este jueves frente al centro de salud de Abrantes para exigir al Gobierno de la Comunidad de Madrid personal "suficiente" porque, dicen, desde el 26 de agosto no hay médicos para atender a las alrededor de 30.000 personas de las que se hace cargo el centro.

Los vecinos consultados por Efe frente al centro de salud, situado en el número 55 de la Avenida de Abrantes, coinciden en sentirse "abandonados" y en criticar la gestión de la Comunidad de Madrid gobernada por Isabel Díaz Ayuso.

Nacho, uno de los afectados del barrio, explica que "desde hace tres semanas" no tienen ningún médico en el centro de salud de Abrantes, donde, "normalmente", hay catorce médicos, siete por la mañana y otros siete por la tarde, e igual número de enfermeros y enfermeras.

Pero, ahora, "solo hay un pediatra y el tema del covid, nada más".

"Hasta el 25 de agosto teníamos dos médicos por la mañana, hasta las dos de la tarde, pero del 25 de agosto para acá, cuando hay más gente que vuelve de las vacaciones, no hay personal atendiendo", explica Nacho.

Ocurre esto en un distrito en el que además, apostilla, "hay un montón de gente mayor, de más de 70 años", y en un momento de contagios al alza en la región y en especial en puntos de la capital como Carabanchel.

"La población que atiende el centro son como 30.000 personas y mira, no tenemos médico, y la gente está bastante enfadada porque nos mandan a otro centro de salud que está como a tres kilómetros, en Carabanchel Alto", apunta Nacho.

Los vecinos se han organizado, agrega, con apoyo de las asociaciones vecinales y la Asamblea Popular de Carabanchel para "visibilizar el tema" y porque "el pueblo salva al pueblo".

Entre la multitud con mascarilla que ha intentado guardar la distancia de seguridad, Maite explica que ha tratado pedir cita para hacerse un análisis pero le ha resultado "imposible".

"He pedido por la aplicación, hasta el 28 me dice que no hay, y por teléfono no lo cogen", asegura, mientras Antonia, una amiga, le interrumpe y sentencia: "Han cerrado, totalmente. No hay consultas, no hay médicos, no hay nada".

"Es alucinante", califican tras la lectura de un manifiesto que ha leído un auxiliar administrativo de un hospital madrileño, que ha sido interrumpido a ratos por gritos de "Ayuso dimisión", "Queremos nuestros médicos", "La sanidad no se vende, se defiende" o "Es un derecho, no es un negocio".

Los protestantes han denunciado la "poca simpatía" de la presidenta regional "por los barrios trabajadores como este" porque "en lugar" de contratar al personal que exigían para el turno de tarde "a partir del 25 de agosto ni médicos por la mañana ni médicos por la tarde".

Han criticado también que "llaman a barrios como el nuestro estercoleros multiculturales": "Solo nos quieren como mano de obra barata y luego que les votemos. No puede ser eso".

"Tenemos que exigirles -han continuado- el máximo respeto y no solo palabras, sino hechos. Que contraten profesionales, aquí y donde haga falta. Tenemos todo el derecho del mundo, ni más ni menos que el resto de los barrios, a tener una asistencia médica de calidad, a no tener que esperar durante horas aquí al sol. Exigimos, ya no pedimos, exigimos, una dotación de personal suficiente para cubrir las necesidades sanitarias del barrio".

Los protestantes han hecho un llamamiento a unirse a los vecinos que no han acudido hoy, y se han emplazado a concentrase el próximo jueves si sus demandas no son atendidas.

La diputada de Más Madrid en la Asamblea Mónica García ha acudido a la concentración para "dar visibilidad a que el sistema sanitario de la Comunidad de Madrid ya está colapsado, los centros de salud ya están colapsados, los médicos no dan abasto", ha explicado a los medios.

"Le pedimos a la señora Ayuso que se ponga a trabajar, aunque sea tarde, que se ponga a trabajar", ha apelado García, acompañada de la edil Esther García y del diputado nacional Íñigo Errejón (Más País).

Para Pepu Hernández, portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, se trata de una "vergüenza" y de un "síntoma" de "cómo se está tratando a la sanidad" en Madrid".

"De ahí nuestra exigencia constante a los responsables, tanto a la presidenta de la Comunidad, que tiene las competencias, como al alcalde de Madrid (José Luis Martínez-Almeida), que tendría que ser muchísimo más exigente con su presidenta para reclamar la atención. Es un derecho fundamental de los ciudadanos el poder ser atendido en unas condiciones normales", ha dicho a Efe.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2021
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD