11-09-2020 / 12:09 h EFE

COAG Castilla y León ha alertado hoy de que las energéticas arrebatarán mucho terreno a la agricultura y a la ganadería para instalar renovables, a la vez que propone que el agricultor se beneficie de estas producciones mediante pequeñas inversiones en instalaciones que puedan suponer un complemento de renta y generar riqueza en los pueblos.

En un comunicado remitido este viernes, la organización recuerda que España se comprometió en los Acuerdos de París a potenciar las energías renovables en el seno del PNIEC, Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 que contempla los objetivos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y la penetración de las energías renovables.

Según este marco, España debe instalar 3.000 megavatios anuales hasta esa fecha, 2030, para lograr tales objetivos, o sea, el 75 por ciento de la energía eléctrica o el 32 por ciento de la energía total.

Los 3.000 megavatios se instalan en el campo y ocuparán 5.900 hectáreas cada año, unas 60.000 hectáreas a lo largo de todo el periodo y, lógicamente, esas hectáreas no podrán ser ni cultivadas ni aprovechadas por el ganado.

En este sentido, COAG Castilla y León, que reitera su posición "absolutamente favorable" hacia la energía fotovoltaica, aboga por un reparto más ordenado de la inversión para que el campesino, y por tanto, el medio rural y la gente que lo habita, se puedan beneficiar de esta necesidad de instalar energía limpia.

Propone que sea el propio agricultor, mediante pequeños huertos solares, quien opte a la producción de energía y cobre un complemento de renta por ello.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2021
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD