12-09-2020 / 13:19 h EFE

Los grupos municipales de JuntsxCat y Ciudadanos en el Ayuntamiento de Barcelona han coincidido este sábado en reclamar la modificación, con matices según cada formación, de la nueva tasa de residuos que se cobra con el recibo del agua.

La última factura del agua que han recibido los barceloneses ha registrado un importante incremento de la cuantía, entre otros motivos por la aplicación por primera vez de la nueva tasa de residuos.

La petición hecha hoy por JuntsxCat y Cs se suma a la realizada esta semana por la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona, que pidió quitar del recibo del agua la nueva tasa municipal de recogida de residuos.

JuntsxCat ha adelantado que en la reunión del próximo martes de la comisión municipal de Economía y Hacienda pedirá la retirada de la tasa "hasta que no se ponga en marcha un sistema que bonifique las buenas prácticas".

Elsa Artadi, presidenta del grupo de Junts, señala en un comunicado que la nueva tasa encarece el recibo del agua de 16 a 20 euros de media cada dos meses "en un momento especialmente delicado para muchas familias a causa de la crisis económica y social derivada de la pandemia de la COVID-19", y que el consumo de agua "no tiene prácticamente ninguna relación con la producción de residuos".

"No tiene ningún sentido implantar una tasa de estas características cuando Barcelona aún no tiene un sistema de recogida de residuos que permita medir con efectividad la generación de residuos de cada ciudadano y la forma en que los separa", agrega.

Artadi pedirá también en la comisión municipal de Energía, Urbanismo y Movilidad (CEUIM) que el gobierno local "presente información estadística fehaciente" sobre recogida de residuos, reciclaje de los mismos y consumo de agua, así como los métodos de cálculo empleados.

El grupo de Ciudadanos, por su parte, ha pedido en otro comunicado que se devuelvan los importes cobrados por la tasa de recogida de residuos y la reducción de ese nuevo gravamen al cincuenta por ciento hasta finales de año.

En el comunicado, la presidenta del grupo de Cs en el consistorio, Luz Guilarte, asegura que el tributo "supone un castigo para las familias al estar vinculado al consumo del agua".

Guilarte también adelanta que el martes pedirá en la comisión municipal de Economía y Hacienda la devolución de lo cobrado, y subraya que "la situación económica de la ciudad y de las familias barcelonesas se ha visto agravada con la pandemia, a lo que hay que sumarle 'el impuestazo'" implementado por el gobierno local.

Cs indica que en octubre se volverán a revisar las ordenanzas fiscales para 2021, por lo que entonces pedirá la retirada de la nueva tasa hasta que "el gobierno municipal sea capaz de demostrar las mejoras que ha introducido en el servicio que justifiquen su aplicación y reclamará que se disponga de una fórmula que desvincule el tributo del consumo del agua".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD