14-09-2020 / 18:11 h EFE

El Gobierno brasileño designó este lunes como nuevo presidente de la Fundación Nacional del Arte (Funarte) al coronel de la reserva del Ejército Lamartine Barbosa Holanda, lo que refuerza la presencia de los militares en la administración pública.

La Funarte tiene como objetivo la promoción y el desarrollo de políticas públicas volcadas a fomentar las actividades artísticas y hasta la llegada al poder del presidente Jair Bolsonaro siempre había sido dirigida por personalidades del sector cultural, aún durante la última dictadura (1964-1985), que la fundó en 1975.

Bolsonaro, capitán de la reserva del Ejército y líder de una emergente ultraderecha, ha prometido una "revolución" en la cultura, el arte y el área del conocimiento, que incluye a las universidades, a las que considera un nicho del pensamiento "marxista".

El coronel Barbosa sustituirá en la presidencia de la Funarte al diseñador gráfico Luciano Querido, quien además de su actividad en las redes sociales tiene en su currículum el haber sido "asesor" del concejal Carlos Bolsonaro, hijo del gobernante.

Querido estuvo apenas dos meses en el cargo, para el que había sido nombrado tras la destitución de Dante Mantovani, un músico y activista de la ultraderecha que sembró polémicas al afirmar, entre otras cosas, que el rock lleva a las personas al "aborto" y luego "al satanismo".

El coronel Barbosa, paracaidista de 60 años, presidió la Cámara de Comercio Brasil-Albania y es experto en logística, mantenimiento de material bélico y transporte de cargas peligrosas, así como ha hecho un curso de guiones en la Escuela de Cine de Sao Paulo.

Su nombramiento refuerza la presencia de militares en todos los ámbitos de la administración pública brasileña, que se ha duplicado durante los 20 meses que Bolsonaro lleva en el Gobierno.

Según el Tribunal de Cuentas de la Unión (TCU), que fiscaliza la gestión del Gobierno, el número de militares en toda la estructura pública pasó de 2.765 en 2018 hasta 6.157 en 2020.

Además del propio Bolsonaro, su vicepresidente, Hamilton Mourao, es general de la reserva del Ejército y la mitad de los 22 ministros del Gobierno proceden del sector castrense.

La creciente presencia del personal de las Fuerzas Armadas en los asuntos públicos de diversos países de América Latina fue advertida en un informe presentado este mismo lunes en Ginebra por la alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, Michelle Bachelet.

Entre los países en que más se ha registrado este fenómeno, la expresidenta de Chile citó precisamente a Brasil, junto con México y El Salvador, y alertó en particular sobre la presencia de militares en asuntos públicos o en tareas de seguridad que corresponden a las policías.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2023
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD