15-09-2020 / 11:31 h EFE

Grupos pro derechos humanos denunciaron este martes la situación de un grupo de unos 300 refugiados rohinyás "detenidos" en una isla remota de Bangladesh, y pidieron que las autoridades del país asiático permitan la reunión de los miembros de esta perseguida minoría musulmana con sus familias en tierra firme.

Human Rights Watch (HRW) puso de relieve en un comunicado que el Gobierno bangladesí mantiene desde hace cuatro meses a este grupo de refugiados procedentes de Birmania, y rescatados por la Marina cuando se encontraban a la deriva, en la isla deshabitada de Bhasan Char, cercana a la costa bangladesí, y en contra de sus promesas.

"El Gobierno de Bangladesh está deteniendo a refugiados en una isla remota, separados de sus familias, en un insensible intento de probar que es segura y habitable", dijo el director para Asia de HRW, Brad Adams, en el comunicado.

TESTIMONIOS DE ABUSOS

Bangladesh llevó el pasado día 5 a un grupo de líderes rohinyás a la isla para que viesen las instalaciones, como parte de su plan para relocalizar allí a decenas de miles de refugiados.

Según la organización pro derechos humanos, los visitantes "dijeron que los retenidos parecían desesperados por volver a los campamentos de Cox's Bazar", en el sur de Bangladesh y cerca de la frontera con Birmania.

HRW, en base a dos testimonios anónimos de miembros de la delegación, afirmó que en una ocasión una mujer exigió durante visitar a su hermano por segunda vez y fue golpeada por oficiales de la marina bangladesí.

Amnistía Internacional (AI), en un informe publicado también hoy, reportó las denuncias anónimas de agresiones sexuales y abusos a manos de miembros de la Policía y la Marina.. La entidad urgió a las autoridades bangladesíes a investigar las acusaciones.

Los refugiados rohinyás también lamentaron, en entrevistas con la ONG, las condiciones de hacinamiento en la isla así como la escasez de baños.

LA MARINA BANGLADESI DEFIENDE QUE LA ISLA ES SEGURA

El director de proyecto de Bhasan Char y comodoro de la Marina bangladesí, Mamun Chowdury, negó por su parte las acusaciones.

"La Marina de Bangladesh les está dando todo lo que necesitan. Cuando ningún país les ayudó, la Marina bangladesí les rescató bajo instrucciones del Gobierno", alegó Chowdury a Efe.

Según la fuente, los refugios construidos por las autoridades "no son una cárcel. Estos alojamientos se han construido siguiendo los estándares de Naciones Unidas".

Bhasan Char tiene unos 40 kilómetros cuadrados de extensión y suele ser víctima de inundaciones durante las lluvias del monzón.

Las autoridades bangladesíes esperan poder trasladar a unos 100.000 refugiados de forma voluntaria a esta isla, como parte de un proyecto muy criticado por organismos de derechos humanos y agencias internacionales que comenzó en 2017.

Unos 738.000 rohinyás refugiados en Bangladesh llegaron al país en agosto de ese año huyendo de una ola de persecución y violencia por parte del ejército de la vecina Birmania, que la ONU calificó como un ejemplo de limpieza étnica y un posible genocidio, crímenes de lesa humanidad que investigan los tribunales internacionales.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2022
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD