16-09-2020 / 13:40 h EFE

La pandemia del coronavirus y el confinamiento domiciliario que obligó al aplazamiento de la temporada en todas las competiciones parece que debilitó la influencia que tenía el estadio de El Toralín para la SD Ponferradina que, hasta la interrupción, había hecho de su terreno un fortín para sumar puntos en busca del objetivo de la permanencia.

La vuelta a la competición la pasada temporada con un recinto blanquiazul vacío de aficionados no le sentó especialmente bien al conjunto dirigido por Jon Pérez Bolo que tan solo fue capaz de sumar dos triunfos, en su primera y última cita tras el parón, junto con una igualada ante el colista.

Si el arranque fue prometedor con el triunfo ante el luego equipo de la Liga Santander Elche CF (2-1), remontando el marcador, después llegaría el empate frente al casi deshauciado Rácing de Santander (1-1), que dio paso a dos derrotas en las que los bercianos fueron incapaces de ver portería, 0-3 ante el Fuenlabrada y 0-1 frente al CD Lugo, cuando ya la situación se había tornado más que peligrosa.

De hecho, esta racha de malos resultados, unida a la poca efectividad a domicilio, donde salvo en el primer encuentro como visitante en Miranda (1-2) el resto fueron derrotas, 2-1 Deportivo, 3-0 UD Las Palmas y 1-0 CD Numancia, convirtieron el último compromiso de la pasada campaña en El Toralín en una final que solventó la Deportiva para lograr la permanencia ante el UD Almería.

La situación arrastrada del final del pasado campeonato, en la nueva era postconfinamiento, pero con idénticas medidas restrictivas en los estadios, vacíos de aficionados de momento, han seguido repitiendo la historia en el Toralín en el arranque de la actual temporada.

Frente al recién ascendido CD Castellón, el equipo blanquiazul, una vez más se vio por detrás en el marcador y volvió a repetir otro mal endémico heredado del pasado año en su vuelta a LaLiga SmartBank, encajar goles en los finales de los partidos e incluso, como en este caso, en el tiempo suplmentario.

A la derrota frente al conjunto castellonense también hay que añadir que en la única prueba de pretemporada en la capital berciana, el equipo de Bolo también cayó, 0-1, frente al Real Oviedo.

Teniendo en cuenta que ya el pasado año la Deportiva adoleció de solidez en sus desplazamientos, siendo uno de los peores visitantes en cuanto a resultados, la fortaleza que había mantenido en El Toralín desde la llegada, todavía en Segunda División B, de Pérez Bolo al banquillo, parece haberse perdido.

En la categoría de bronce tan solo dejó escapar un triunfo de terreno propio ante el Salamanca (0-1) y, antes de la crisis del coronavirus, la UD Las Palmas (0-2) había sido el único rival que se llevó los tres puntos de El Toralín, algo que luego repitieron Fuenlabrada y CD Lugo y ya, en la actual campaña, el CD Castellón.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2021
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD