16-09-2020 / 18:12 h EFE

Los cuatro candidatos a presidir la Audiencia de Cáceres, que este miércoles han comparecido ante la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial para exponer su proyecto, han apuntado un aumento de la litigiosidad como consecuencia de la crisis derivada de la pandemia y han abogado por la separación de jurisdicciones en los tribunales.

Los candidatos han explicado que uno de los problemas que arrastra la justicia en Cáceres se debe a no estar dividida la jurisdicción, por lo que los Juzgados 1, 4, 5 y 6 trabajan con repartos en materia de mercantil, contrataciones bancarias y violencia de género, entre otros asuntos, mientras que los juzgados 2, 3 y 7 también presentan un “reparto excesivo” sobre cuestiones civiles de carácter general.

Al respecto, la magistrada de la Audiencia Provincial de Cáceres María Luz Charco Gómez, la primera en comparecer, se ha referido a que el “grave problema se encuentra en la Sección Civil”, ya que a finales del 2019 “se registraban un millar de recursos en materia de cláusulas abusivas; una tendencia insólita, que va a sufrir un repunte”.

También se ha referido al Juzgado 5 de Cáceres, “que tramita las cláusulas suelo, donde hay que reforzar personal, pensando en su tendencia al alza y en ese repunte”.

Y, como el resto de candidatos, también se ha referido a la sobrecarga que arrastra el Juzgado de lo Penal de Plasencia porque “es absolutamente urgente la creación de un segundo juzgado”.

Por su parte, el magistrado del Juzgado Penal Número 1 de Cáceres Rafael Estévez Benito se ha referido a que los “problemas fundamentales” que tiene la justicia en la provincia se centran en la existencia de juzgados mixtos y en Plasencia con el Juzgado de lo Penal.

“Una capital de provincia que aspira a tener una justicia de calidad, debería tener divididas las jurisdicciones. Es un contrasentido que esa división exista en la Audiencia Provincial, pero no así los juzgados”, ha valorado Estévez Benito.

“La separación de jurisdicciones no sería la panacea, pero sí que permitiría una especialización y permitiría saber cuál es el volumen real de los asuntos que tratan cada uno de los organismos jurisdiccionales”, ha matizado el magistrado.

En este sentido, el magistrado de la Audiencia Provincial de Cáceres Valentín Pérez Aparicio también ha apelado a la separación de jurisdicciones, “a la que los jueces vienen siendo reacios desde hace una década". Ha dicho que hay que “profundizar en la especialización en materia mercantil y de violencia sobre la mujer”.

Por último, Joaquín González Casso, magistrado de la Audiencia Provincial de Badajoz, se ha referido a la “altísima carga de trabajo” de la Sección Penal, “con 1.400 asuntos que superan los módulos de entrada del CGPJ, fijados en 300 asuntos por magistrado”.

No obstante, ha valorado que “la justicia en Cáceres es modélica, con problemas puntuales como el del Juzgado de lo penal de Plasencia, que lleva con un refuerzo desde hace más de seis años porque supera los módulos del CGPJ”. Asimismo, ha señalado una “carga importante de trabajo en el juzgado que tramita casos de violencia de género“.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD