17-09-2020 / 14:21 h EFE

La alcaldía de Múnich ha dado marcha atrás y ha revocado el compromiso al que había llegado con el FC Bayern y las autoridades regionales de Baviera y ha informado de que el partido inaugural de la Bundesliga, entre el club bávaro y el Schalke, deberá jugarse sin público.

Inicialmente se había acordado un límite de 7.500 espectadores, lo que representa el 10 por ciento del aforo del estadio, pero el aumento del número de nuevos contagios de covid-19 en Múnich llevó a la alcaldía a revocar la decisión.

En términos generales se ha acordado que, en caso de que la situación de la pandemia lo permitan, los clubes de la Bundesliga puedan dar acogida a un número de espectadores que no superen el 20 por ciento del aforo de su estadio.

El alcalde de Múnuch, Dieter Reiter, dijo que actualmente en Múnich hay cerca de 45 nuevos contagios por cada 100.000 habitantes y que sería una señal equivocada que el partido de mañana se jugase con público.

El límite para que se pueda jugar con público es de 35 contagios por 100.000 habitantes.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2022
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD